Romero asegura que sólo la suerte ha evitado que se produzcan daños personales tras estos incidentes y detalla como prioritaria una actuación integral para renovar la totalidad del alcantarillado de estas calles

El portavoz del Grupo Municipal AxSí, Fran Romero, ha trasmitido el malestar de diversos vecinos de la zona comprendida entre el barrio de la trasera de la Iglesia Mayor y la Calle San Marcos ante una avería en el saneamiento que se ha visto traducida en un nuevo boquete en la calzada, en esta ocasión en la Calle Albardonero. Romero recuerda que este es el tercer incidente similar que se produce en este entorno en lo que va de año, ya que el pasado 30 de enero se hundió un tramo de calzada en la calle Jorge Juan, dejando atrapado a un camión hormigonera que trabajaba en una obra cercana, y el pasado 15 de octubre fue un camión del servicio municipal de limpieza el que se quedó atrapado en la calle San Servando tras desprenderse también parte del firme.

Romero recuerda que en el pasado pleno, presentaron una moción al Pleno para abordar esta situación. En primer lugar, advertían de la urgencia de realizar en esta zona inspecciones del estado del alcantarillado y, en segundo lugar, señalában la necesidad de incrementar los gastos y las inversiones en saneamiento, que se vieron reducidos en los últimos presupuestos municipales. «Hoy, ante este nuevo incidente, nos reafirmamos en nuestras demandas: más inspecciones y más inversión”, señala el líder de AxSí San Fernando.

Ante todo ello, AxSí se suma a las preocupaciones de estos vecinos, que ven con impotencia «como el equipo de gobierno no hace más que parchear cuando ocurre un nuevo hundimiento».

En este sentido, el portavoz concluye detallando la necesidad de que el gobierno local emprenda una acción integral en esta zona para renovar en su totalidad el alcantarillado de la misma y prevenir nuevos desprendimientos. “Ha quedado claro que hay detectar los puntos más deteriorados de estas vías para establecer prioridades y actuar. Sabemos que es una actuación que conllevaría una inversión considerable, pero podría estudiarse emprenderla de forma faseada. Lo que no podemos es dejar que siga corriendo el tiempo. El equipo de gobierno se escudaba ayer en ‘vicios ocultos’ para justificar las filtraciones aparecidas en el Centro María Zambrano. Tenemos curiosidad por como van a justificar ahora unos vicios que son públicos y evidentes”, concluye el portavoz.