publicidad


Romero explica que dicho documento plantea 33 medidas a corto y medio plazo y distingue entre cuatro ejes bien diferenciados: medidas sociales de apoyo a las familias, medidas de ayuda a la reactivación económica, medidas de ahorro presupuestario y seguimiento del plan

El portavoz del Grupo Municipal AxSí, Fran Romero, ha dado hoy a conocer el #PlanREAL (Plan de Reactivación  Económica y Ayuda a La Isla). Se trata de un documento con el que esta formación pretende dar impulso propio y desde el ámbito municipal a las medidas que el Gobierno Central y la Junta de Andalucía están poniendo en marcha para minimizar la crisis económica y social derivada de la pandemia del Covid-19 y el consecuente cierre de la economía. Se trata de un plan de choque de aplicación inmediata que plantea el desarrollo de diversas medidas, al menos hasta 2022 y cuya prioridad es la creación de empleo en San Fernando, la asistencia a familias en circunstancias precarias y situación vulnerable y el apoyo a los autónomos, comerciantes y pymes de La Isla. “Son 33 medidas a corto y medio plazo que, desde la urgencia y la necesidad de nuestra realidad  nos abre el camino a seguir trabajando a largo plazo en un modelo económico de ciudad verde, digital, circular y sostenible”, indica Romero. 

El líder de AxSí  insiste en que para que este plan tenga éxito debe contar con el compromiso consensuado y conjunto de todos los grupos políticos de la Corporación Municipal y con los agentes económicos y sociales de la ciudad. “Concebimos el #PlanREAL como un documento de propuestas abierto a la participación del resto de formaciones políticas y agentes de la sociedad civil isleña y creemos que la Comisión Informativa Especial Covid-19 recientemente constituida debería ser el foro para comenzar a trabajar en esta gran alianza”, subraya el portavoz.

De igual forma, el plan contempla medidas para mejorar la eficiencia del propio Ayuntamiento que se centran en una política rigurosa del control del gasto basada en dos objetivos fundamentales, austeridad en el gasto público y sostenibilidad de las finanzas públicas, para abordar la modificación de los dos grandes instrumentos municipales para lograrlo: las Ordenanzas Fiscales y los Presupuestos.

Una vez justificada la razón de ser de este documento, que desarrolla sus medidas en una veintena de páginas, Romero ha explicado que el #PlanREAL distingue entre cuatro ejes de acción: medidas sociales de apoyo a las familias, medidas de ayuda a la reactivación económica, medidas de ahorro presupuestario y seguimiento del plan. 

Durante esta primera rueda de prensa Romero ha dado cuenta del primero de los cuatro ejes: medidas sociales de ayuda a las familias. Éste comprende una decena de acciones diferenciadas entre medidas fiscales y medidas sociales y asistenciales.

  • Medidas sociales de apoyo a las familias.
  • Medidas fiscales.

Medida 1. Bajada del IBI de un 10% para 2021.

Debemos adoptar medidas que ayuden a las familias, comercios y empresas a minimizar sus gastos. Tras la injustificada y excesiva subida del IBI para 2020 en un 6%, se hace necesario revertir esa medida con la aprobación de una bajada del tipo que equivalga a una bajada de la cuota del 10%. Dicha cantidad sale de la suma del 6% aprobada para el 2020, un 3% del incremento previsto de los valores catastrales que se producirá en 2021, y un 1% para enjugar el exceso de gasto producido en 2020. 

 Medida 2. Bonificación del IBI a las familias azotadas por el desempleo

AxSí propone que tengan derecho a una bonificación del 95% de la cuota del impuesto, con carácter excepcional y aplicable a los ejercicios 2021 y 2022, las familias cuyos sujetos pasivos titulares de inmuebles dedicados directamente a vivienda habitual o actividad comercial minorista se encuentren en situación de desempleo o acogidos a un ERTE y perciban ingresos que sean inferiores a una vez el salario mínimo interprofesional por cada dos miembros de la unidad familiar.

Medida 3. Bonificación del precio del agua potable a las familias en situación de desempleo o afectadas por un ERTE.

AxSí propone que tengan derecho a una bonificación de un 95% de la cuota del precio público, con carácter excepcional y aplicable a los ejercicios 2020, 2021 y 2022, las familias cuyos sujetos pasivos titulares de inmuebles dedicados directamente a vivienda habitual o actividad comercial minorista, se encuentren en situación de desempleo o acogidos a un ERTE y perciban ingresos que sean inferiores a una vez el salario mínimo interprofesional por cada dos miembros de la unidad familiar. El importe económico del consumo a subvencionar será compensado con la partida de asistencia social contemplada en la tarifa de agua, que de 200.000 euros se verá incrementada por el Ayuntamiento a 500.000 euros.

Medida 4. Bonificación del alquiler en las viviendas municipales.

El Ayuntamiento bonificará durante los ejercicios 2020, 2021 y 2022 el 50% del precio del alquiler de las viviendas municipales, tal y como establece el RDL 11/2020 de 31 de marzo. Para hacer frente a esta medida se dotará a ESISA del importe de la merma de los ingresos que se dejarán de percibir. 

Medida 5. Bonificación en el precio público de actividades deportivas a aquellas familias en situación de desempleo o afectadas por un ERTE.

El Ayuntamiento de San Fernando deberá poner en marcha  una serie de ayudas para el fomento y el fácil acceso al deporte de los más desfavorecidos. Planteamos una bonificación del 95% en las tarifas de los ejercicios 2020, 2021 y 2022 por el uso de instalaciones deportivas a las familias que se encuentren en situación de desempleo o acogidos a un ERTE y perciban ingresos que sean inferiores a una vez el salario mínimo interprofesional por cada dos miembros de la unidad familiar.

  1. B) Medidas sociales y asistenciales.

Medida 6. Incremento de las partidas del presupuesto municipal para ayudas de emergencia y urgencia social y ayudas económicas familiares.

El Ayuntamiento de San Fernando debe apostar por el incremento de las partidas del presupuesto municipal para ayudas de emergencia y/o urgencia social y ayudas económicas familiares. Por esta razón, en el apartado social, el plan debe contemplar un incremento del 500% de las partidas municipales de ayudas de primera necesidad a las familias con dificultades económicas y las ayudas económicas familiares en los ejercicios de 2020, 2021 y 2022.

Además, deben ampliarse los conceptos para que el programa de ayudas de emergencia y urgencia social también contemplen los siguientes: apoyo a las familias que sean objeto de desahucio y deban ser alojados temporalmente en algún establecimiento de alojamiento hotelero; ayuda al pago del suministro eléctrico; arreglos menores y mobiliario y enseres básicos en la propia vivienda indispensables para alimentación e higiene diaria; gastos de transporte público por motivos médicos y compra de mascarillas mientras duren las recomendaciones sanitarias.

De igual forma, proponemos se reconozca en el programa de ayudas económicas familiares la brecha digital como concepto subvencionando en su doble vertiente: Tanto el acceso a Internet como la adquisición de dispositivos móviles que ayuden a la integración educativa de las familias que no pueden permitirse la compra de ordenadores y tablets o con dificultades para abonar las tarifas necesarias para la educación telemática.

Por último, subrayar la necesidad de reforzar los servicios de proximidad domiciliaria en todas sus modalidades: incrementando los dispositivos de teleasistencia municipales y acentuando la atención a personas sin hogar. Para cumplir todos estos fines es imprescindible aumentar la plantilla de los Centros de Servicios Sociales, así como establecer convenios de colaboración con entidades del Tercer Sector de Acción Social para atender las consecuencias de la epidemia. En este sentido, sería positivo estudiar la creación de servicios de respiro a personas cuidadoras o los gastos ocasionados por medidas de conciliación para familias vulnerables. Sin olvidar al voluntariado que colabore con los servicios sociales, al que habrá que compensar con dignidad en los gastos que implique su labor.

Medida 7. Tarjetas monedero.

El Ayuntamiento debe poner en marcha un servicio de tarjeta monedero de ayuda municipal para gastos de manutención de la propia persona o de la unidad familiar. Dicha tarjeta debe incluir en su concepto la alimentación, la salud, vestido, higiene y educación cuando estas familias se encuentren en situación de desempleo o acogidos a un ERTE y perciban ingresos que sean inferiores a una vez el salario mínimo interprofesional por cada dos miembros de la unidad familiar. Estas ayudas deben tener carácter mensual, implicarán un gasto exclusivo en comercios de la ciudad y se concederán hasta la superación de la crisis. La cuantía de la ayuda de las tarjetas monedero estará en relación con el número de miembros de la unidad familiar, así contará con un importe base general de 200 euros al mes que se irá incrementando con 100 euros al mes por cada miembro de la unidad familiar.

Medida 8. Ayudas para gastos derivados del arrendamiento de la vivienda en uso para las familias en situación de desempleo o afectadas por un ERTE.

 Muchas familias isleñas sin ingresos no pueden hacer frente al pago del alquiler de sus viviendas y muchos arrendadores individuales ven también mermados sus ingresos y en muchos casos los complementos a sus pensiones. Por esta razón, proponemos una línea de ayudas a fondo perdido para subvencionar el alquiler de la vivienda habitual a las familias que se encuentren en situación de desempleo o acogidos a un ERTE y perciban ingresos que sean inferiores a una vez el salario mínimo interprofesional por cada dos miembros de la unidad familiar. El importe máximo del alquiler subvencionado será de 500 euros mensuales.

Medida 9. Adelanto de la Renta Mínima de Inserción Social de la Junta de Andalucía.

El Ayuntamiento de San Fernando procederá a adelantar hasta tres mensualidades de la renta mínima de inserción social autonómica a que tengan derecho las familias isleñas. El procedimiento administrativo que las familias tienen que soportar implica que en muchos casos, y habiendo sido aprobadas las ayudas correspondientes, las familias tengan que esperas meses para hacer efectivo su cobro. El adelanto de estas  mensualidades será luego compensado una vez que se hagan efectivas por la Junta. Para este tipo de ayudas, el Ayuntamiento Isleño dotará una partida de 500.000 euros contemplados en el presente Plan Municipal contra la Crisis Económica.

“Creemos que el #PlanREAL marca las pautas adecuadas para que, entre todos y sumando desde lo municipal, salgamos de esta crisis sin precedentes, que ha hecho vulnerables a muchos que no lo eran y aún más vulnerables a los que sí lo eran ya. Un plan que es REAL como la principal arteria de nuestra ciudad y que es REAL porque plantea soluciones que son posibles y viables. Un plan isleño y adaptado a las circunstancias que nos hace aún más realistas. Confiamos en encontrar el consenso de todos y en que no haya diferencias que nos separen cuando se trata de luchar porque nuestra Isla vuelva a ser lo que fue”, concluye Romero.