Redacción | San Fernando.- El Ayuntamiento y la Sociedad San Vicente de Paúl han abierto unas líneas de colaboración encaminadas a hacer posible que el albergue que actualmente gestiona esta ONG en San Fernando pueda acoger también a mujeres y no solo a hombres como lo vienen haciendo hasta ahora. La decisión de trabajar conjuntamente en esta dirección tiene su origen en la reunión que recientemente mantuvo en Madrid la alcaldesa, Patricia Cavada, con la presidenta nacional de San Vicente de Paúl, María Luisa Téllez. Ahora, la presidenta de la asociación ha visitado a la primera edil, que ha estado acompañada por la concejala de Políticas Sociales, Ana Lorenzo, con el objetivo de comenzar a trabajar en el sentido de transformar el Hogar ‘Federico Ozanam’, ubicado en la calle Lope de Vega 50, en un lugar de acogida que atienda tanto a hombres como mujeres.

Actualmente el albergue cuenta con 23 plazas, de las que 14 de ellas sufraga el Ayuntamiento en virtud del convenio firmado entre ambas partes. “La demanda de la ciudadanía y el compromiso del gobierno local con los servicios sociales y la igualdad ha encontrado una buena disposición por parte de San Vicente de Paúl -explica Ana Lorenzo- y tras aquella reunión de la alcaldesa en Madrid se ha abierto un continuo diálogo para hacer realidad algo que además ya está en práctica en otros albergues de esta misma sociedad en otros puntos de España”.


El objetivo es que el centro de acogida se adapte lo más pronto posible a la nueva demanda, y por ello ayer mismo visitó el albergue un técnico previsto por San Vicente de Paúl, con el objetivo de comenzar a redactar el proyecto de modificación de las instalaciones que permitan adecuarlas a un número de plazas -en principio cuatro ampliables en función de la demanda- “y que permitiría que, por vez primera en San Fernando, las mujeres tendrían un techo para cubrir sus necesidades”, explica la concejal de Políticas Sociales.

 

De la reunión se hoy se ha desprendido que las obras de remodelación podrían tener una duración de entre ocho meses y un año, por lo que el Ayuntamiento ha manifestado su intención de buscar un inmueble que hiciera las funciones de acogida durante el tiempo que transcurran los trabajos, mientras que San Vicente de Paúl asumiría el compromiso de abonar los costes tanto del alquiler como los originados por los usuarios.

 

Ana Lorenzo ha mostrado la satisfacción del gobierno local “y el empeño de la alcaldesa desde el primer momento” por esta actuación, recordando además que “las mujeres sin techo son más vulnerables que los hombres en cuanto a agresiones que puedan sufrir”, y explicó que tanto el piso temporal como el albergue estarán también habilitados para matrimonios que necesiten un techo, evitando así que los cónyuges tengan que separarse por cuestión de sexos.

Compartir con: