El eurodiputado de Ciudadanos José Ramón Bauzá lamenta que “España lleve años descuidando sus fuerzas armadas y los vínculos transatlánticos”

El eurodiputado de Ciudadanos José Ramón Bauzá ha preguntado este martes a la Comisión Europea sobre el posible uso de fondos europeos para potenciar la base aeronaval de Rota, manteniendo así su atractivo para las fuerzas armadas de Estados Unidos, que comparten la base con España desde 1953. Para Bauzá, “mientras España lleva años descuidando sus fuerzas armadas y los vínculos transatlánticos, Marruecos ha acelerado la compra de armamento a Estados Unidos, reforzando así su influencia en Washington”.

Con la misiva, el eurodiputado y miembro de la Comisión de Asuntos Exteriores en el Parlamento Europeo ha reaccionado a la noticia publicada el pasado domingo en El Español sobre las intenciones marroquíes de llevarse al puerto de Alcazarseguir el contingente norteamericano estacionado en la base gaditana de Rota. “Para España es fundamental que la US Navy siga en Rota”, ha afirmado el eurodiputado, quien ha puesto de relieve “no solo el peso que tiene la base en la economía de la zona, sino la importancia de seguir siendo un socio prioritario para EEUU” frente a los intentos marroquíes por desplazar a nuestro país.

En ese sentido, Bauzá ha propuesto “aprovechar los programas europeos de defensa para modernizar las instalaciones de la base”. “España debe aprovechar todos los recursos disponibles para demostrar a nuestros socios estadounidenses nuestro compromiso con la alianza atlántica”, ha reiterado.

Esta iniciativa se suma a otras impulsadas por el expresidente balear, que ve con preocupación los pasos que el país vecino está tomando para socavar la posición diplomática y militar de España, aprovechando la debilidad e inacción del Gobierno de Pedro Sánchez. Bauzá dirigió el pasado mes de abril una carta al Congreso y Senado estadounidense solicitando la paralización de la venta de diez misiles anti-buque “Harpoon” a Marruecos dado el riesgo que podría suponer para España y su efecto negativo en la estabilidad del estratégico Estrecho de Gibraltar.

“Marruecos es un socio importante para España y debemos aspirar a mantener las mejores relaciones posibles”, ha declarado, “pero no podemos obviar el desafío marroquí a la soberanía española en Ceuta y Melilla, y sus ambiciones en aguas de Canarias”. “Como se demostró durante la crisis de Perejil, el respaldo norteamericano es clave para contener las ambiciones de nuestros vecinos y si el Gobierno no pelea por nuestros intereses tendremos que hacerlo nosotros”, ha concluido.