publicidad


German Beardo

El portavoz del grupo Popular en el Ayuntamiento de El Puerto, Germán Beardo se ha mostrado alarmado por el incremento que viene sufriendo el periodo medio de pago a proveedores del Ayuntamiento de manera paulatina y constante. La escalada, que se puede seguir en la página web del propio Ayuntamiento, ya que por Ley está obligado a publicar este índice,  es evidente. Hace un año el PMP estaba en 120,8 días, es decir que el Ayuntamiento tardaba de media en pagar a sus proveedores más de cuatro meses, pero es que el dato de julio de este año es de 182,14 días, dos meses más que hace un año. El Puerto es el ayuntamiento peor pagador de la Bahía, sobrepasando con mucho el límite legal de 30 días (60 para obras y contratos en ejecución).

Para Beardo este indicador: “No es un dato frío, detrás de esta morosidad exagerada hay mucho sufrimiento de PYMES y autónomos que son los más afectados por los retrasos del Ayuntamiento y que se pueden ver abocados al despido de trabajadores o incluso al cierre por no poder afrontar los costes financieros no previstos que el Ayuntamiento carga sobre sus hombros al tardar medio año en pagar las facturas. Por eso es un problema grave que afecta a la vida económica de la ciudad.  También llama la atención el dato de la empresa Suvipuerto ya que si lo del conjunto del Ayuntamiento es grave, el dato de Suvipuerto pone lo pelos de punta, esta empresa municipal está tardando de media 838,69 días en pagar a sus proveedores, es decir dos años, tres meses y veinte días.”

publicidad


Continúa Beardo: “Nos tememos que el problema no es exclusivamente de liquidez sino de una pésima gestión económica del  Ayuntamiento que tampoco es capaz de presentar las cuentas en tiempo y forma o de aprobar los presupuestos al inicio de cada año. Si De la Encina cesó a Quintana por su mala gestión al frente de Urbanismo y Plaza de Toros, con más motivo debería cesar a Antonio Fernández por su pésimo desempeño al frente de la Área Económica, la más dotada de personal y técnicos de los ayuntamientos de nuestro entorno, que, sin embrago, por mala dirección, organización y métodos es incapaz de cumplir con las obligaciones legales mínimas.”

Finaliza Beardo: Lo que necesita el Puerto y en especial, sus empresas, autónomos y trabajadores es un Ayuntamiento que funcione, que  no se retrase en los pagos y que aporte soluciones en lugar de problemas que pueden llevar al hundimiento de negocio.”