publicidad


El delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Cádiz, Juan Luis Belizón, ha destacado la capacidad de generación de empleo y la apuesta por la proyección exterior y la diversificación de la actividad agraria en una visita realizada a la finca Las Lomas en el término municipal de Vejer de la Frontera, en compañía del delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, José Manuel Miranda, y representantes del equipo directivo de esta empresa, cuyo director general es Carlos Masaveu. Esta empresa ha sido una de las distinguidas por la Junta este año en la provincia de Cádiz con una Bandera de Andalucía.

publicidad


Durante el recorrido por esta explotación, Belizón ha valorado “la trayectoria de esta empresa familiar con décadas de experiencia y su capacidad de crecimiento”, aunando en sus terrenos actividades de agricultura extensiva y producción hortícola, ganadería y cinegética. En materia de empleo, el delegado del Gobierno ha mencionado que la producción de la finca genera unos 850 puestos de trabajo al año, de los que más de la mitad son empleo directo (550) y el resto indirecto. También ha señalado que “cada año se generan unas 100.000 jornadas reales gracias a la actividad de Las Lomas” y ha incidido en “la importancia del empleo femenino dentro del conjunto de la finca”, sobre todo en la actividad hortícola. Por su parte, los representantes de la empresa han indicado que Las Lomas cuenta con un convenio colectivo propio, desde hace casi 20 años.

El delegado del Gobierno también ha señalado el esfuerzo innovador de finca Las Lomas, así como el desarrollo de nuevos cultivos, en una explotación que tiene cinco líneas de actividad principales: algodón, los cultivos extensivos, las hortícolas y cítricos, la ganadería extensiva (sobre todo retinta) y el aprovechamiento cinegético y forestal (corcho).

Una de las principales fortalezas de Las Lomas consiste en las 5.000 hectáreas de regadío que posee y que, según mencionan sus directivos, probablemente la conviertan en la única de su clase en Europa. Respecto a la producción agrícola, el papel de la actividad de agricultura extensiva se centra sobre todo en los cultivos del algodón, el maíz y el girasol. En cuanto al cultivo del algodón, esta explotación destaca por disponer de la única desmotadora que existe en funcionamiento en la provincia de Cádiz, que destaca por su antigüedad en España y data de 1959. Cuenta también con una planta de transformación de hortícolas que se destinan sobre todo a la exportación y por la que pasan alrededor de 20.000 toneladas de productos procesados.

Los directivos de la empresa han precisado que Las Lomas ha sido pionera en el cultivo de productos agrícolas como chirivías, pomelo, puerro en formatos no vendidos en España anteriormente, brócoli y coliflor, entre otros. Además, han añadido que esta línea de cultivo supone una apuesta por la diversificación hortícola, dado que cultivos como el puerro de invierno y el boniato permiten la desestacionalización de la producción. También han señalado que aproximadamente el 30% de la producción total de la finca es ecológica.

Internacionalización y respeto por la biodiversidad
En cuanto a la apuesta de finca Las Lomas por la internacionalización, los representantes de la empresa han puesto énfasis en una posición fuerte de cara al exterior, ya que la mayor parte de su producto hortícola se exporta a Reino Unido, con cadenas como ASDA, Sainsbury’s, Tesco y Marks&Spencer, entre otros clientes. Además, también está presente en otros mercados como Alemania, Dinamarca y Francia.

En el transcurso de la visita, los directivos de Las Lomas han recalcado que en esta explotación se relacionan cuatro pilares: producción agrícola de alto nivel, ganadería selecta, aprovechamiento de recursos cinegéticos y respeto por la biodiversidad. Su actividad cinegética, una de las más importantes de Europa, se desarrolla bajo la premisa fundamental de la sostenibilidad, como demuestran los acuerdos con la Junta de Andalucía para la recuperación del águila imperial o la captura de conejo vivo destinado al programa de protección del lince ibérico de Doñana.