publicidad


La escalera de una vivienda de la calle 24 de septiembre, tuvo que ser apuntalada por efectivos de bomberos, ayer en torno a las diez de la noche.

Agentes de Bomberos acudieron al inmueble tras la caída del techo del castillete de la azotea sobre la escalera. Los mismos inspeccionaron la zona tras su desalojo y corte de la vía pública. Los trabajos consistieron en apuntalar la escalera y a acodalar el tabique lateral para evitar el colapso por sobrepeso en la escalera. 

En el aviso intervino una dotación de Bomberos del CBPC en San Fernando con el apoyo de Cádiz con material de apuntalamiento. Dos dotaciones de Bomberos con cuatro vehículos. 

Puntualizar que no hubo heridos.