publicidad


El objetivo prevenir y evitar la propagación del virus dentro y fuera de las instalaciones del consorcio y adaptarse a la situación y desarrollo actual de la pandemia según las recomendaciones sanitarias.

El Consorcio de Bomberos de la Provincia se ha reunido hoy para evaluar el buen funcionamiento de las normas y protocolos puestos en marcha como medida global de prevención para evitar la propagación del SARS-Cov-2 (Covid-19) tanto entre los miembros del servicio como en el desarrollo del mismo. Francisco Vaca ha mantenido una reunión con el equipo técnico y han vuelto a ajustar las misma en respuesta al desarrollo de la pandemia y a las recomendaciones emitidas por las autoridades sanitarias. Estas medidas, repercuten no solo en el personal administrativo y operativo, sino también en los servicios externalizados por la entidad.

El objetivo limitar el contagio, protejer la seguridad de los trabajadores, permitir la continuidad del servicio esencial prestado por el Consorcio y reforzar la seguridad de las actuaciones tanto para el operativo como para el ciudadano. En las intervenciones continúan en vigor todas las recomendaciones ya aplicadas, tanto para las que necesiten contacto físico como para aquellas con personas afectadas o que se tenga sospecha de contagio por parte de los servicios sanitarios.

El uso de mascarillas en interiores, reducir contactos en zonas de trabajo, extremar limpieza y uso de materiales, entre otras que vienen a reforzar las ya existentes. A ello se une la formación telemática, se aplazan las pruebas de selección de concurrencia masiva, se evitan reuniones de trabajo y desplazamientos, suspensión de actividades preventivas, estanqueidad en las guardias, grupos de convivencia en las mismas o jefaturas operativas, entre otras. Las oficinas centrales y los parques de bomberos sólo atenderán al público en casos excepcionales.