La Comisión Técnica de Seguimiento de la Negociación Colectiva de Cádiz ha celebrado este lunes su primera reunión del año, en la que se ha analizado la situación de los convenios colectivos en la provincia gaditana a cierre del pasado 2017. Según las cifras que maneja dicha Comisión, Cádiz terminó el año pasado con 135 convenios colectivos con vigencia expresa, que dan cobertura a 18.268 empresas y 138.628 trabajadores de la provincia. De ellos, 19 convenios eran de sector y 116, de empresa.

Teniendo en cuenta que 2017 comenzó con 88 convenios colectivos vigentes, los datos del cierre del año suponen un incremento del 53,4% sobre este número de textos reguladores de las relaciones laborales. Supone, igualmente, que 68.137 trabajadores más consiguieran durante el pasado año cobertura a través de un convenio, en relación a las cifras de principios de 2017 (entonces, en enero, eran 70.491 trabajadores los beneficiados por estos documentos y, al finalizar el año, se llegó hasta los 138.628 acogidos por convenio). Dicho en otros términos, prácticamente se duplica la cantidad de estos empleados a lo largo del año.

Entre otros de los documentos pactados durante el pasado 2017, se encuentran algunos especialmente significativos, como el de la Pequeña y Mediana Industria del Metal, que se firmó en la Delegación Territorial de Empleo de la Junta de Andalucía en Cádiz, en presencia de la delegada, Gema Pérez, el pasado mes de noviembre. Se trata de uno de los convenios más amplios de la provincia, que acoge a 3.500 empresas con 22.000 trabajadores y trabajadoras; un convenio muy heterogéneo -al incluir a perfiles profesionales diversos- y cuya firma garantiza la paz social para este sector estratégico durante los próximos cuatro años. Además del del Metal, en el pasado año también se firmaron los convenios de Limpieza de edificios y locales, Hostelería, Transportes Urbanos, Empresas distribuidoras de butano y la Industria almadrabera.

La Comisión Técnica de Seguimiento de la Negociación Colectiva está integrada por los responsables de negociación colectiva de los agentes sociales más representativos en la comunidad autónoma andaluza: los sindicatos UGT y CCOO, y la Confederación de Empresarios (en el caso de Cádiz, la CEC), así como por el coordinador del CARL (Consejo Andaluza de Relaciones Laborales, órgano vinculado a la Consejería de Empleo) en la provincia. En la reunión de este lunes han estado presentes, entre otros representantes, el jefe de servicio de Negociación colectiva del CARL a nivel autonómico, Francisco Pina; el coordinador provincial del CARL, Emilio Sambucety; la secretaria general de la CEC, Carmen Romero; y los secretarios provinciales de Acción Sindical de CCOO y UGT, Inmaculada Ortega y José Luis Méndez, respectivamente.

Es una Comisión que se reúne con carácter periódico a lo largo del año para hacer el seguimiento de las diferentes comisiones negociadoras, impulsar las negociaciones cuando es necesario y ofrecer las alternativas de apoyo a la solución de conflictos en los casos de bloqueo de negociación. Desde esta Comisión, se considera que 2017 ha sido un año de negociación “intensa pero fructífera” para la provincia gaditana. Sólo ha sido necesaria la intervención de los órganos de mediación en uno de los convenios, el del Sector de Limpieza de edificios y locales, para el cual se alcanzó un acuerdo en Sercla (Sistema Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales), con el que se evitó la huelga convocada.

El análisis global que emite esta Comisión apunta a que la negociación colectiva sectorial en la provincia de Cádiz transcurre con normalidad, destacando que sólo presenta algunas dificultades el convenio de Transporte de Mercancías por carretera a larga distancia. Dicho texto tiene ultraactividad indefinida y están firmadas las tablas salariales de 2017.

De cara a 2018 se abren a la negociación otros diez convenios entre los que destacan los cuatro de comercio (mueble, textil, piel y metal); obradores de pastelería y confitería; panaderías; tapones y discos de corcho; viticultura; oficinas y despachos; y agencias marítimas, por lo que se prevé un año intenso en lo referido a la negociación colectiva.

Compartir con: