Nuevamente, la Unión de Consumidores de Cádiz ha tenido que reactivar sus campañas informativas y de reclamación ante las entidades financieras por existir una problemática creciente con respecto a este sector del Consumo.

Estamos hablando de temas tan importantes como las hipotecas, con las cláusulas suelo o el índice IRPH, las comisiones abusivas o las acciones de Bankia con el menoscabo económico al que llegaron los que suscribieron esas acciones en su momento dejados llevar por unos resultados económicos ficticios.

En cuanto al primero de estos asuntos, las hipotecas, volvemos a los mismos problemas de siempre, sin resolver. Recientemente el Parlamento Europeo, a modo de resolución ha sacado los colores a nuestro país con lo que está sucediendo en materia de contratación hipotecaria. Viene a decir que es tremenda la problemática que se ha suscitado con una clara falta de información para la ciudadanía. Ello nos ha llevado a activar las campañas informativas de estos asuntos para reclamar por estos hechos. Es más, lo que se llega a decir con referencia al IRPH es significativo y abre una nueva puerta para su anulación ante tribunales. Se llega a decir que es contrario a la normativa europea, en concreto a una Directiva a la que contradice.

Las comisiones abusivas siguen encima de la mesa: cobro por sacar en cajero con costes desproporcionados, lo mismo con el abono en ventanilla, etc. El problema es que quien tiene que poner orden en todo esto no lo hace. El Banco de España mira para otro lado o incluso llega a justificar el asunto en favor de las entidades financieras. Lamentable.

Y el tercer asunto lo acapara Bankia y sus acciones vendidas allá por el año 2011 con un presunto engaño en las cuentas del banco, según indica en Auto el Juez Andréu. Lo más triste de esto es la edad de los afectados. Una vez más, son los colectivos más vulnerables, la personas mayores, los que tienen que verse abocados a ejercer sus derechos en tribunales.

Ante este panorama sombrío animo a los ciudadanos a reclamar, a no conformarse con el posible regalo de las entidades financieras ante bajadas parciales de tipos de interés sin devolución de cantidades cobradas de más durante años. Hay que ejercer nuestros derechos de una forma clara y ganarlos aunque haya que ir a tribunales.

Esa es la fortaleza que tenemos los consumidores: la unión de todos (el nombre de mi organización no es para nada casual).

 

Miguel Ángel Ruíz

Presidente de la Unión de Consumidores de Cádiz