Costa Cádiz Comunicación

Cáritas Diocesana y Manos Unidas se movilizan en ayuda del pueblo de Haití

Cáritas Diocesana y Manos Unidas se movilizan en ayuda del pueblo de Haití
13 octubre
17:38 2016

Redacción | Provincia.- Desde que el pasado 4 de octubre el huracán Matthew arrasara la costa suroeste de Haití, la red Cáritas se ha puesto en marcha para dar respuesta a los grandes daños, destrucción e inundaciones que ha dejado a su paso.

PUBLICIDAD

Desde hace décadas, Haití padece una fuerte vulnerabilidad subyacente y sufre el impacto de numerosas crisis. El país aún está recuperándose del terremoto de 2010 y de los efectos de El Niño, que afectó muy negativamente a la agricultura y puso en riesgo la seguridad alimentaria de la población.

El gobierno ha declarado el estado de emergencia y todas las agencias y ONGs nacionales e internacionales están organizando las primeras respuestas, entre ellas Cáritas Haití y las Cáritas Diocesanas de las zonas afectadas.

La subida del nivel del mar y el desbordamiento de los ríos han provocado graves inundaciones. 2.128.708 PERSONAS AFECTADAS – 1.410.907 PERSONAS QUE NECESITAN ASISTENCIA – 61.537 PERSONAS EVACUADAS – 1.855 CASAS INUNDADAS

Por el momento no hay agua potable disponible y hay una alta posibilidad de que se reactive el cólera y aparezcan enfermedades víricas transmitidas por mosquitos (zika, dengue, malaria, chikunguña). Los medios de vida han desaparecido, ya que las plantaciones han sido arrasadas y el ganado ha muerto. Las poblaciones afectadas no tienen acceso a agua ni alimentos. Las viviendas han sido derribadas o han sufrido graves daños.

Cáritas Internationalis ha lanzado un llamamiento a todas las Cáritas donantes del mundo por importe de 250.000 euros para financiar en Haití las primeras operaciones de respuesta inmediata a los damnificados por el huracán “Mattew”.

En respuesta a esa petición, Cáritas Española ha puesto ya a disposición de Cáritas Haití una partida de 50.000 euros y ha lanzado la campaña “Cáritas con Haití” para canalizar la solidaridad de los donantes españoles hacia ese país caribeño. Por su parte, Cáritas Diocesana de Cádiz ha realizado una aportación inicial de 2.000 euros para ayudar al pueblo haitiano.

A medida que los equipos de emergencia de Cáritas Haití han podido acceder a las áreas siniestradas del sureste de la isla –Jérémie y Les Cayes, principalmente— se ha ido tomando conciencia del grado de devastación causado por “Mattew”, cuyo saldo en pérdidas de vidas humanas se acerca al millar de fallecidos.

Hasta el momento, las Cáritas de las zonas más afectadas han podido distribuir ayuda de primera necesidad a las víctimas, gracias al acopio realizado en los centros parroquiales y diocesanos en los días previos al impacto de “Matthew”. De todos modos, el nivel de destrucción es tal, que las previsiones son insuficientes y urge enviar a las zonas afectadas nuevos suministros. Para ello, mientras las Cáritas Diocesanas del resto del país están canalizando ayuda hacia las zonas devastadas, la red Cáritas en la región ha comenzado a organizar el flete hacia Haití de suministros de emergencia desde la República Dominicana y los países vecinos.

El plan de respuesta inmediata que ha puesto en marcha Cáritas Haití prevé garantizar ayuda de primera necesidad en las próximas semanas –alimentos y productos de higiene—a 13.500 personas tanto en las áreas de Jamel, Nippes, Jeremie y Les Cayes, como en las zonas del oeste y del noroeste. Las personas alojadas en refugios temporales, mujeres embarazadas, niños y adultos con discapacidad serán la prioridad de la acción de Cáritas.

Las colectas y donativos que se destinen a Cáritas Haití hay que ingresarlas en la cuenta que Cáritas Diocesana tiene habilitada para las campañas de emergencias. El número de la cuenta es:  UNICAJA   ES08 – 2103 – 4000 – 64 – 0030000001. Es importante que los ingresos indiquen en el concepto: HAITÍ

Desde Cáritas Diocesana se hace un llamamiento a toda nuestra Diócesis para que apoyemos con la oración y la solidaridad al pueblo de Haití en estos difíciles momentos de su historia.

Sanidad e infraestructura productiva, prioridades de Manos Unidas ante la emergencia en Haití

 

Desde que el pasado jueves el huracán Matthew arrasara gran parte de la isla de Haití, sumiendo en el caos y el horror a un pueblo que todavía intenta recuperarse de las consecuencias del terremoto de 2010, Manos Unidas ha estado en contacto permanente con sus socios locales en el país caribeño para, entre todos, estudiar y decidir de qué manera nuestra colaboración puede resultar más efectiva ante esta emergencia

“Manos Unidas va a concentrar su apoyo en los departamentos fronterizos a la zona del desastre, que también se han visto muy afectados por el paso de Matthew. Aquí es donde van a empezar a llegar, desplazadas, miles de personas en busca de ayuda”, señala Lucas Bolado, responsable de proyectos de Manos Unidas en Haití. “Estas personas que lo han perdido todo y los habitantes de las barriadas más pobres de Puerto Príncipe, serán prioritarios en la recepción de nuestro apoyo”.

Haití es un país que vive una emergencia permanente en el que Manos Unidas trabaja desde hace casi 40 años. “Estamos en Haití ahora, igual que lo estuvimos en el pasado y lo estaremos en el futuro”, asegura Bolado. “Nos quedaremos allí mientras nos necesiten”.

En estos momentos, Manos Unidas está estudiando solicitudes de ayuda médica de emergencia de algunos centros sanitarios localizados en el departamento de l’Ouest, colindante con la zona más afectada, en los que trabaja la ONG, que ya están recibiendo desplazados.

Al margen de las consecuencias inmediatas, Manos Unidas señala como especialmente preocupante la pérdida de cosechas e infraestructura productiva, que podría conducir a una grave emergencia alimentaria en los próximos meses. Asimismo, es más que previsible un rebrote del cólera, que, pese a que todavía no podía darse por controlado, parecía estar frenando su expansión en los últimos tiempos. “A medio plazo, incidiremos en programas de apoyo a la producción y de contención del cólera”, informa el responsable de proyectos de Manos Unidas en Haití.

 

Haití depende por completo de la ayuda humanitaria. En el último año la sequía ha sido recurrente, el sistema sanitario está al límite. “Las necesidades en el país son brutales”, asegura Bolado, por eso “Manos Unidas no va a abandonar ninguna zona del país”.

 

Para canalizar los fondos que recibamos con el fin de paliar las consecuencias de la emergencia, Manos Unidas ha habilitado la siguiente cuenta:

 

BANCO POPULAR

IBAN  ES12 0075 0001 8506 0678 6759

Ref: MANOS UNIDAS CON HAITI

PUBLICIDAD
Compartir con:

Noticias relacionadas