Redacción | Provincia.- La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Carmen Ortiz, ha mantenido un encuentro con jóvenes agricultores y ganaderos gaditanos, con quienes ha comentado la importancia de llevar a cabo un relevo generacional en el campo andaluz, ya que la instalación de estos nuevos productores “contribuye en gran medida a generar empleo y riqueza en las comarcas rurales de Andalucía y, por consiguiente, incide en la fijación de la población en estas zonas”. Ortiz ha destacado el efecto multiplicador del relevo generacional en el campo ya que, según datos del Consejo Europeo de Jóvenes Agricultores (CEJA), por cada joven que se incorpora a la agricultura se generan ocho puestos de trabajo indirectos en el medio rural.

Durante la reunión, la consejera ha afirmado que la Junta seguirá respaldando a este colectivo social en su apuesta por la actividad agrícola y ganadera, y ha recordado que, entre otras líneas de apoyo existentes, estos productores pueden solicitar incentivos  dirigidos a impulsar la creación de empresas para jóvenes agricultores. En el caso de la convocatoria 2015 de esta línea de ayudas enmarcada en el Programa de Desarrollo Rural 2014-2020 y gestionada por la Consejería, el presupuesto global de 90 millones de euros se reparte entre un total de 1.492 andaluces.


En el caso concreto de la provincia de Cádiz, 97 beneficiarios (68 hombres y 29 mujeres) tienen aprobadas ayudas cuyo valor roza los 5,7 millones de euros (cuatro millones para agricultores y ganaderos, y más de 1,6 millones de euros para agricultoras y ganaderas). En cuestión de empleo y en base a los datos del CEJA, esto supondrá la generación de 776 puestos de trabajos indirectos en el medio rural gracias a la incorporación de los jóvenes que se benefician de estos incentivos de la convocatoria 2015.

Además, como ha resaltado Carmen Ortiz, la entrada de una nueva generación en la actividad agraria potencia su modernización y la aplicación de las últimas innovaciones al campo, ya que los jóvenes “aportan su entusiasmo, su cualificación y su especialización al sector para aprovechar al máximo sus posibilidades y mejorar la rentabilidad de las explotaciones”.

Compartir con: