Stilita M.- Las buenas acciones no se tiene con el prójimo sino también con el medio que nos rodea. Y es que hay alguien, no sabríamos decirle si hombre o mujer, que de una manera muy peculiar ha pedido que se intensifiquen las labores de limpieza en la zona del pinar colindante con el Hospital Universitario de Puerto Real.

pinar 2

Costa Cádiz Comunicación ha podido comprobar, como un desconocido ha colgado de varios pinos de la zona arbolada, dos carteles de la manera más rudimentaria que existe, utilizando para ello cuerdas y chapa de uralita que le ha servido como pizarra para lanzar el mensaje. En el cartel se puede leer la siguiente frase: “Ayuntamiento o Junta, limpiar el pinar de mierda y basura”. Así de tajante se ha mostrado la persona, que presumiblemente harta de encontrarse con tanta basura, ha decidido lanzar un mensaje al aire y poner en evidencia a ambas administraciones, delante de las cientos de personas que diariamente transitan por este lugar para asistir a las consultas médicas, visitar a algún familiar o amigo al hospital o simplemente los que escogen este paraje para pasear.

pinar 3

Aunque el método utilizado por este ciudadano no ha sido el más acertado debido que existen otras vías para denunciar tal situación, hay que puntualizar que el citado pinar no es competencia de la Junta de Andalucía, sino del propio hospital según fuentes consultadas por nuestro medio. Es más, en el caso del Ayuntamiento, este solo tendría competencia si hubieses llegado a algún tipo de acuerdo entre los dueños en cuestión y la administración local, para colaborar en las tareas de limpieza.

Igual que resaltamos las competencias que las citadas administraciones tienen al respecto, lo que no hay que obviar es que sí existe basura acompañada de otro tipo de residuos no orgánicos que llegan hasta el lugar del que hacemos mención, previsiblemente por una ciudadanía no concienciada con el medio que le rodea, a la cual le falta un poco de civismo en esta materia.

Botellas de refresco, preservativos, bolsas de comida de una conocida franquicia de hamburguesas, latas, ruedas, cristales, césped, papeles, deposiciones caninas, escombros, ect… Son algunos de los residuos más llamativos, de una problemática que se sucede en el tiempo, y de la cual están siendo testigos seguramente no solo las visitas al hospital como anteriormente mencionábamos, sino los vecinos del entorno que tiene que tendrán que lidiar con esta porquería, sin que nadie haga nada al respecto.