Ascensión Hita
Ascensión Hita

Casi 10.000 titulares de fincas proindivisas se han acogido desde el ejercicio 2012 a la división de sus recibos del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). En concreto, a la medida impulsada en 2012 por el Gobierno local (PP-PVRE) se han adherido 9.912 titulares, correspondientes a 1.492 fincas proindivisas.

La delegada municipal de Hacienda, Ascensión Hita, ha afirmado hoy que, de cara al actual ejercicio fiscal, son 1.423 los titulares nuevos que disfrutarán del fraccionamiento. En 2015, se han sumado a esta medida 249 fincas.

“La posibilidad de dividir la cuota del Impuesto de Bienes Inmuebles entre los copropietarios de una misma finca es una medida que agiliza y evita problemas a los copropietarios de fincas”, ha manifestado la edil.

A través de esta medida del Ayuntamiento, los cotitulares de una misma finca pueden abonar este recibo de manera individualizada y en función de su porcentaje de propiedad. “Con anterioridad, la notificación del pago del IBI iba directamente al propietario con mayor cuota de participación, que era quien debía hacer frente al mismo y ponerse de acuerdo con el resto de los dueños, algo complicado si hay numerosos propietarios”, ha subrayado.

Hita ha destacado que “en el recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de este año, las familias chiclaneras notarán, además, la bajada de entre un 26 y un 29 por ciento, medida que beneficiara a nueve de cada diez chiclaneros”. Una medida “histórica, pues somos el único Equipo de Gobierno que ha bajado los impuestos en los últimos treinta años en Chiclana, acabando con las subidas del PSOE, algo que supondrá que una persona que pague 100 euros de IBI pasará a abonar alrededor de 70, dependiendo del porcentaje que finalmente le corresponda”.

Tal bajada en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) “beneficia a casi la totalidad de los vecinos de Chiclana, y conlleva que los chiclaneros tengan más de ocho millones de euros en sus bolsillos, que no pagarán al Ayuntamiento a través de este impuesto, y que podrán gastar en la ciudad, y con ello propiciar la reactivación de la economía local”.

Por último, la edil ha recordado que “la bajada en el impuesto del IBI es una demostración de que bajamos los impuestos, a lo que hay que añadir las bonificaciones puestas en marcha, como ocurre con las 215 familias numerosas de Chiclana que pagan la mitad del recibo del IBI que les correspondería”.