La alcaldesa de San Fernando, Patricia Cavada, y el alcalde de Chiclana, José María Román, han mantenido este martes una reunión con el comité de empresa de Navantia-San Fernando en la que se ha analizado la actual carga de trabajo de la factoría y la situación de la empresa de cara a los próximos meses.

Los representantes de los trabajadores han subrayado la necesidad de seguir impulsando un sector considerado estratégico en la provincia gaditana por su generación de empleo y riqueza, pero entienden que la “escasa” carga de trabajo actual, unida a la situación patrimonial de la empresa, les llevará “a la UCI si nadie lo remedia”. Así se expresaba el presidente del comité de empresa, Jesús Peralta, al referirse “a la carga de trabajo y bonanza que vende el PP como una cortina de humo”.


Así, los representantes sindicales han expuesto a ambos regidores la necesidad de contar con un “ambicioso” plan industrial y de inversiones, así como con una inyección de capital y mejorar la formación con la entrada, además, de trabajadores jóvenes. Asimismo, han reclamado la regulación de  las condiciones de la industria auxiliar y también el poder contar ya con la carretera Navantia-Tres Caminos, dependiente del ministerio de Fomento.

Entienden que es un momento “histórico” para sacar adelante el sector y reclaman del Gobierno Central “compromiso” con Navantia, una empresa que en 2017 cumplirá 300 años de historia y que es seña de identidad de la Bahía gaditana.

El alcalde de Chiclana, José María Román, ha agradecido al comité de empresa de Navantia San Fernando su invitación a la reunión, en la que ha destacado la importancia de la localidad en la plantilla de trabajo de las tres factorías,  que cuenta con unos 350 trabajadores chiclaneros fijos y con unos 600 empleados en las empresas auxiliares, que en momentos de carga de trabajo llegan a los 1.500.

Por este motivo, Román ha defendido la importancia de este sector en su localidad como complemento al turismo y, por tanto,  su inclusión en la mesa de los alcaldes promovida por la Diputación. A este respecto, se ha comprometido con los representantes de los trabajadores de la factoría isleña a trasladar a la presidenta de la Diputación sus peticiones y el deseo del comité de que siga avanzado el trabajo de la mesa. José María Román ha recalcado la necesidad de la unidad de todos para que Navantia puede convertirse en un sector estratégico que con un Plan Industrial, aprobado por el Gobierno y con el respaldo de Bruselas, permita la incorporación de jóvenes a la plantilla y un plan de inversiones que garantice el futuro de la industria naval en la Bahía.

Por su parte, la alcaldesa isleña ha destacado la importancia de Navantia para la ciudad “porque no hay otra empresa que genere más mano de obra intensiva” y, por ello, ha incidido también en la necesidad de unión de los agentes económicos, sociales, políticos y académicos para impulsar “la principal industria de San Fernando”. “Navantia es parte intrínseca de esta ciudad y forma parte de su historia y de su futuro”, ha asegurado Cavada, que ha recogido las demandas de los trabajadores.

Patricia Cavada se ha referido al manifiesto en defensa y desarrollo futuro de los astilleros de Navantia en la Bahía de Cádiz y su industria auxiliar, suscrito a principios de septiembre por los máximos representantes de la Diputación Provincial y los alcaldes de Cádiz, Puerto Real, Chiclana y San Fernando.

La alcaldesa ha explicado al comité que este documento se lleva al Pleno Municipal de este mes de octubre, confiando en que todos los grupos políticos, “incluyendo al PP”, lo apoyen “porque se trata del futuro de Navantia, donde no se entienden las diferencias de color político”. Cabe recordar que este documento contenía cuatro ejes principales de acción y que perseguía la implicación de instituciones y organizaciones; el diseño de un plan industrial; la garantía de una dotación económica suficiente para su viabilidad presente y futura, y la necesidad de formación de personal.

Finalmente, ha incidido en que el clúster del sector naval supone la herramienta para desarrollar las acciones que se decidan de manera consensuada entre las administraciones y los sectores productivos, como es el tema de la formación, para lo que se ha constituido una mesa de trabajo en la que se evaluarán las necesidades formativas del sector.

Compartir con: