publicidad


CCOO exige a la Consejería de Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía que ejerza sus competencias para que unos 3.000 profesores técnicos de Formación Profesional de Andalucía puedan ocupar sus puestos de trabajo en septiembre.

La Ley Orgánica 2/2006 (LOE) establece la necesidad de que el profesorado de Educación Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional cuente con una formación pedagógica como requisito previo para el ejercicio de la docencia, siendo esta formación inicial regulada con posterioridad, concretándose en la exigencia -para los titulados universitarios- de un título oficial de máster que acredite la formación pedagógica y didáctica regulada en la LOE y -para quienes son no titulados universitarios- en una titulación equivalente para el ejercicio de la docencia

A fecha de hoy, según CCOO, hay más de 3.000 profesores técnicos interinos de FP que no han podido cumplir con el requisito exigido. En el primero de los casos mencionados por carecer Andalucía de una oferta suficiente de plazas en el máster que, además de la imposibilidad de compaginar la adquisición de esta formación con la tarea docente al no existir las suficientes plazas. En el segundo de los casos, la Junta de Andalucía ha organizado junto la UNIA la formación pedagógica requerida, que se impartirá durante el verano, pero que deja en el aire la situación administrativa de los 38 docentes que la necesitan para poder trabajar a primero de septiembre

Éste es el escenario actual para este profesorado en Andalucía, por ello, CCOO llama la atención sobre el hecho de que la Consejería de Educación, Cultura y Deporte no está realizando todo aquello que le permite su asignación competencial para que cientos de trabajadores no pierdan su empleo en septiembre.

Según el secretario general del Sindicato de Enseñanza de CCOO de Cádiz, Sebastián Alcón, “existen ejemplos en otras Comunidades Autónomas que han adecuado sus normativas relativas al personal docente interino para, sin eliminar el requisito de la formación, posibilitar un escenario de moratoria y que los docentes técnicos de formación profesional tengan cierto margen de acción y puedan seguir ocupando vacantes y sustituciones mientras realizan su formación”.

Alcón critica que “la Consejería de Educación no haga todo lo posible para evitar este atropello, que además, alejará de las aulas a un profesorado extremadamente cualificado y que aporta toda su experiencia, no ya docente sino también profesional, para que la formación profesional en Andalucía sea de verdadera calidad y adecuada para el mundo laboral en el que pretende entrar su alumnado”.

CCOO reclama del Gobierno andaluz, y especialmente de la Consejería de Educación, voluntad junto a una posición valiente y consecuente. “Ha existido una dejación de funciones, o si se quiere una posición de excesivo relax, por parte de la Administración, que, como empleadora debía haber avisado a sus trabajadores y trabajadoras con tiempo suficiente de que este requisito de formación sería exigido en septiembre de 2015, cosa que no ocurrido”, señala el dirigente sindical.

Ante este drama para cientos de familias andaluzas, CCOO seguirá trabajando para que todo el colectivo de afectados reciba una formación de calidad, adecuada, suficiente y  pública, con la exigencia de que se permita realizarla mientras estos profesionales siguen desarrollando su labor docente.