Redacción | Provincia.- El IPC ha bajado cuatro décimas en febrero a consecuencia de la caída del precio de alimentos y combustibles, algo que, sin embargo y según apunta la secretaria de Acción Sindical y Relaciones Laborales de CCOO de Andalucía, Miriam Pinillos, “no ha supuesto un aumento del consumo ya que con un empleo precario y sueldos raquíticos como tónica general del mercado de trabajo, las personas y los trabajadores y trabajadoras difícilmente pueden tener capacidad de compra”.

Frente a ello, el sindicato ha exigido que el crecimiento económico del 3,5% interanual que ha habido en el cuarto trimestre de 2015 “se deje sentir en las economías y en la mayoría social”, para lo CCOO considera “imprescindible” la recuperación de derechos y del poder adquisitivo de los salarios.


“Andalucía tiene que estar, al menos, en los parámetros del III Acuerdo de Negociación Colectiva que establece una subida salarial del 1,5% para 2016 ya que en estos momentos, nos encontramos por debajo de la media nacional con un 0,79%”, argumenta la dirigente sindical.

En este sentido, CCOO ha hecho un llamamiento, por un lado, a los gobiernos, para que pongan en marcha medidas para un empleo de calidad, estable y con derechos. “Además, el Salario Mínimo Interprofesional tiene que situarse en 800 euros y seguimos demandando una Renta Básica que garantice unos ingresos mínimos para que las personas puedan vivir en dignidad”.

En cuanto al sector empresarial, Pinillos ha sido contundente, “la parálisis política no puede seguir siendo la excusa para no invertir en invertir  en Andalucía donde además hay 445 convenios colectivos pendientes de negociar que nada tiene que ver con que haya o no haya gobierno”.

Compartir con: