CCOO reclama al alcalde de Sanlúcar, Víctor Mora, que ante el incumplimiento del pliego de cláusulas administrativas que rige  la contratación del servicio de ayuda a domicilio, ejecute la garantía definitiva de la empresa Claros S.A.D, que asciende a más de 100.000 euros, y se pague a las trabajadoras.

El sindicato explica que la empresa tiene reconocida una deuda con la plantilla por el impago de nóminas, finiquitos, vacaciones y otros conceptos y que la situación económica de estas trabajadoras ha mermado de forma alarmante por las deudas adquiridas por el impago de sus nóminas. Muchas de ellas reciben comida para poder alimentar a sus hijos de asociaciones locales y Caritas y se sienten maltratadas psicológicamente por la indefensión y el silencio todas las administraciones.

Después de manifestaciones, concentraciones, afirmaciones por parte de la delegada de servicios sociales Ana Morillo, y de la presidenta de comité de empresa de Claros, que aseguraban que la empresa no se marchaba de la ciudad sin pagar a las trabajadoras, CCOO pide al alcalde que no espere a que venza el plazo de ejecución para actuar.

El sindicato le reclama que demuestre a las trabajadoras, a sus familias y a los sanluqueños en general la defensa de este servicio tan castigado y que no tolere que las empresas privadas actúen impunemente y con el beneplácito de la administración.

CCOO explica que “nos parece inaudito que no se haya hecho nada  en nueve meses con respecto a este asunto, que las empresas puedan venir a Sanlúcar a incumplir  el contrato, se marchen debiendo y se les devuelva la garantía”. El sindicato anuncia una campaña de recogida de firmas de las trabajadoras para pedirle al alcalde que actúe y que con ese dinero se les pague las nóminas, “Queremos nuestro dinero y que no termine la empresa Claros impune”, explican las trabajadoras.