publicidad


Será utilizado para los entierros y traslados dentro del recinto, y con la compra contribuye al objetivo de lograr un planeta más sostenible

La empresa pública que gestiona el Cementerio Mancomunado Bahía de Cádiz, Cemabasa, ha adquirido un coche fúnebre eléctrico que se utilizará para los entierros y traslados que tengan lugar dentro del recinto.

Así, esta sociedad continúa con la línea de apuesta por la sostenibilidad y respeto por el medio ambiente con la inversión que comporta esta adquisición, y contribuye al objetivo de lograr un planeta más sostenible.

Cemabasa ha velado desde sus inicios por la protección del entorno natural en el que se ubica, ya que cuenta con una importante riqueza de flora y fauna. Ahora, la adquisición del nuevo coche fúnebre eléctrico supone múltiples ventajas para los entierros o traslados realizados en el cementerio: es silencioso, evita emisiones contaminantes y reduce al mínimo los gastos de mantenimiento, revisiones y consumos energéticos.

El vehículo cuenta con una autonomía de unos 230 km y se utilizará para entierros y traslados en el cementerio. Además, sus dimensiones y el diseño compacto permiten una mejor maniobrabilidad que la que ofrecen otros vehículos del mismo tipo.

Para la empresa pública que gestiona el Cementerio Mancomunado Bahía de Cádiz, en la que participa el Ayuntamiento de Cádiz, la adquisición del nuevo coche fúnebre eléctrico reafirma su compromiso medioambiental, toda vez que se enmarca en la idea de proteger, respetar y priorizar el entorno en que se ubica el cementerio en cada nuevo proyecto que se lleve a cabo en él.