Dos playas de Chiclana de la Frontera lucirán este verano las Banderas Q: Sancti Petri y la Barrosa. Mientras, el número de Banderas Q sigue creciendo en Andalucía. Este año 2018, son ya 92 las playas de 39 ayuntamientos en las que ondeará este distintivo que otorga el Instituto para la Calidad Turística Española y que certifica que cumplen con exigentes criterios de calidad, seguridad, rigurosidad y profesionalidad en la gestión y en los servicios que ofrecen.

En el resto de España, un total de 248 playas y 21 puertos deportivos han logrado la certificación. La Bandera Q es el único distintivo español de calidad de las playas de nuestro país y se logra después de realizar una exhaustiva auditoría que acredita el cumplimiento de la norma de calidad internacional UNE-ISO 13009, que es una norma consensuada a nivel internacional por más de 90 países. Las auditorías las realizan auditores independientes al ICTE y cualificados en la gestión del uso público de las playas y los puertos deportivos.

Prácticamente, en todas las Comunidades Autónomas con costa se ha producido un crecimiento en el número de Banderas Q. Este año además, se han incorporado País Vasco y Ceuta, cuyas playas lucirán por primera vez este distintivo. Al igual que en 2017, Andalucía lidera el ranking con 92 playas certificadas, seguida por la Comunidad Valenciana con 47, la Región de Murcia con 37, Islas Baleares con 22 y Galicia con 19. Cataluña ha logrado 12, Cantabria 11, Asturias 6. País Vasco y Ceuta cierran la lista con una cada una. En cuanto a los Puertos Deportivos, han logrado el distintivo 13 en Galicia y cuatro en Baleares y Cantabria.

Para que una playa o un puerto deportivo pueda lucir la Bandera Q, debe realizar una auditoría que garantice la calidad, seguridad, rigurosidad y profesionalidad de los servicios que ofrece. Entre otros aspectos, se analizan los equipamientos de uso público, los servicios de limpieza y la recogida selectiva de residuos, los dispositivos de
seguridad, salvamento y primeros auxilios, los servicios de información, los accesos a la

zona de baño, los servicios higiénicos y los servicios de los establecimientos de ocio. El
ICTE es auditado por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC). Esta acreditación verifica la solvencia técnica , la transparencia y objetividad a la hora de conceder el sello de garantía Q de Calidad Turística.

El presidente del ICTE, Miguel Mirones ha destacado que en estos 11 años de acreditaciones, se ha pasado de 70 a 248 playas certificadas, lo que indica el gran crecimiento que ha tenido este distintivo de calidad que otorga el Instituto para la Calidad Turística Española y que certifica que se cumplen con exigentes criterios que abarcan desde el aspecto medioambiental hasta las necesidades que tienen los clientes de estos espacios naturales. “Este éxito se debe al esfuerzo realizado por los ayuntamientos que han apostado por la calidad. La Bandera Q garantiza en una playa el debido respeto medioambiental así como el rigor de un servicio turístico eficiente adaptado a las demandas de los clientes”, ha afirmado. El presidente del ICTE ha defendido que la calidad debe ser el eje sobre el que se asienten las políticas turísticas, puesto que garantiza la sostenibilidad, la accesibilidad y el respeto al patrimonio natural y cultural de nuestro turismo.

El instituto para la Calidad Turística Española es un organismo de certificación de sistemas de gestión de la calidad específicamente dirigidos a organizaciones turísticas (públicas y privadas). Es el único gestor de la marca de garantía Q Calidad Turística y de él forman parte las principales patronales del sector turístico español con el apoyo de la Secretaría de Estado de Turismo y del resto del sector público. En total certifica 23 subsectores turísticos: hoteles, restaurantes, playas, palacios de congresos, oficinas de atención turística, casas rurales, puertos deportivos….

Por su parte, el delegado municipal de Playas, Joaquín Páez, encargado de recoger este distintivo en la sede deI Instituto de Calidad Turística de España en Madrid, ha destacado que “las playas de La Barrosa y Sancti Petri certifican que Chiclana está en lo más alto del turismo nacional gracias al trabajo de mucha gente”. “Así pues, podemos estar satisfechos del esfuerzo que desde las distintas delegaciones municipales, junto con el resto de administraciones, se lleva a cabo para que chiclaneros y visitantes puedan disfrutar de nuestras magníficas playas, que ofrece los mejores servicios”, ha expresado.

Compartir con: