publicidad


Roberto Palmero destaca que los objetivos “serán garantizar un servicio de abastecimiento, saneamiento y depuración de calidad, fomentar el ahorro de agua, mejorar la eficiencia en la prestación de servicios y mantener el equilibrio presupuestario y financiero”

El consejo de administración de la empresa municipal Chiclana Natural ha aprobado los presupuestos para el próximo ejercicio de 2020, que se elevan a 30.719.261,38 euros y que se incluirán en las cuentas municipales para su aprobación en Pleno. Así lo ha anunciado el delegado municipal de Medio Ambiente y vicepresidente de Chiclana Natural, Roberto Palmero, quien ha resaltado que “se trata de unos presupuestos realistas, que nos van a seguir permitiendo avanzar como ciudad, contando con iniciativas innovadoras y proyectos que no ponen en peligro la continuidad de la empresa, pero que contribuyen en gran medida a la mejora de la ciudad y de los servicios a la ciudadanía”. 

De esta forma, de los 30,7 millones de euros previstos de ingresos, 4,4 millones serán por transferencias corrientes, 20,5 millones por ingresos patrimoniales, 2,4 millones por activos financieros y 45.474 euros por pasivos financieros. Y en cuanto a gastos, 3.800.289,04 euros se destinarán al Capítulo 1, es decir, gastos de personal; 22.595.400,46 euros para el Capítulo 2 (gastos bienes corrientes y servicios), de los que 12,1 millones serán para compras de agua, otros aprovisionamientos y fundamentalmente trabajos realizados por otras empresas; 135.081 euros para tributos, 10.018.451 para servicios exteriores, 68.451 para otros gastos en gestión corriente y 186.730 euros para gastos excepcionales; 434.659,86 euros para el Capítulo 3, gastos financieros; 2.430.000 euros para el Capítulo 6, Inversiones reales; y 1.458.912 euros para el Capítulo 9, pasivos financieros.

“Del total de gastos previstos para el próximo año, destacar los 8.232.172,75 euros previstos para reparaciones y conservación, de los que 1.457.530 euros se destinarán al mantenimiento de las dos estaciones depuradoras de la localidad, 79.179 para el mantenimiento de las estaciones de bombeo, 395.207 euros para la renovación de las redes de agua corriente, saneamiento y pluviales, 324.008 euros para reparaciones varias y 5.926.515 euros para el mantenimiento del medio ambiente, es decir, para los servicios de limpieza viaria, jardines y playas”, ha resaltado Roberto Palmero.

Y en cuanto a los gastos previstos para las inversiones, que se elevan a 2.430.000 euros, destacar que se destinará 1,7 millones de euros para inversiones en las instalaciones del ciclo integral del agua, 400.000 euros para la ejecución de una raqueta de entrada a la futura planta de transferencia de La Victoria, 70.000 euros para el proyecto de cambio de contadores, 250.000 euros para aplicaciones informáticas y 10.000 euros para varios. “La planta de transferencia nos permitirá un ahorro anual de medio millón de euros, por lo que la inversión prevista estará amortizada rápidamente”, ha destacado.

“Los principales objetivos de estos presupuestos son, en primer lugar, garantizar un servicio de abastecimiento, saneamiento y depuración de aguas de calidad, manteniendo las medidas que aseguran el acceso al agua a todos los usuarios, con especial atención a usuarios vulnerables; fomentar el ahorro de agua estableciendo una tarifa más progresiva en las ordenanzas fiscales; así como mejorar la eficiencia en la prestación de los servicios que gestiona la empresa municipal; y, por último, mantener el equilibrio presupuestario y financiero de Chiclana Natural”, ha expresado Roberto Palmero, quien ha añadido que “es un presupuesto más ambicioso en el que se contemplan más inversiones”. 

Finalmente, Roberto Palmero ha resaltado que “vamos a incrementar la dotación de servicios en Chiclana, entre ellos, los relacionados con la limpieza de playas y con la concienciación ambiental de la ciudadanía, porque de nada sirve mejorar nuestras infraestructuras si al día siguiente de inaugurar el tercer punto limpio nos encontramos muebles junto a un contenedor en el centro de Chiclana. Por ello, estas medidas van a ir acompañadas de inspecciones policiales”. “La empresa está con muy buena capacidad para afrontar los retos que se nos viene por delante, por lo que vamos a seguir trabajando para consolidar las cuentas y los servicios sin hacerle caer toda la presión sobre los ciudadanos”, ha concluido.