publicidad


Roberto Palmero destaca que “se trata de una muestra más de que, a pesar de la situación, este Ayuntamiento va a seguir invirtiendo en cuestiones tan necesarias para la ciudad como los sistemas generales”

publicidad


Chiclana Natural ha iniciado la obra de sustitución de la red de fecales de Loma del Puerco que discurre sobre una longitud de 361 metros por el entorno del Sendero Azul. Para esta actuación, la empresa municipal invierte un importe de 66.150  euros, IVA  incluido, con un plazo de ejecución de un mes. Esta iniciativa se encuentra definida dentro de un programa de rehabilitación del conjunto de redes en deficiente estado, del cual ya se han realizado la reparación de otros tramos. 

El delegado municipal de Medio Ambiente y vicepresidente de Chiclana Natural, Roberto Palmero, ha informado que “las obras corresponden al colector de fecales de la Loma del Puerco, al que conecta la acometida de fecales del restaurante del antiguo Cuartel de la Guardia Civil, que actualmente se encuentra en rehabilitación. Dicho colector se construyó a principios del año 2000 y nunca ha tenido servicio, al no encontrarse conectada la acometida de ninguna edificación con vertido en servicio en ese tramo”. 

El edil ha concretado, además, que “se trata de una muestra más de que, a pesar de la falta de ingresos que este Ayuntamiento está padeciendo como consecuencia de la pandemia del Covid-19 y del Estado de Alarma, vamos a seguir invirtiendo en cuestiones tan necesarias para la ciudad como esta infraestructura. De esta forma, queremos ir de la mano de la ciudadanía y del sector empresarial y comercial para ofrecer los mejores servicios posibles”. 

Palmero ha especificado que “desde Chiclana Natural estamos haciendo una gran reestructuración del gasto y de las inversiones para afrontar esta nueva etapa que nos toca vivir; pero ello no significa que vayamos a dejar de lado el mantenimiento e inversiones en nuevas redes de los sistemas generales  para que Chiclana siga creciendo”.

Por lo que respecta a la obra en cuestión, tras realizarse una serie de inspecciones a lo largo del colector para poder realizar la puesta en servicio previa a la conexión de la acometida del restaurante de la casa cuartel, se comprobó el estado de deterioro en el que se encuentra la red existente, por lo que no se podía realizar la puesta en servicio por riesgo de vertidos al Dominio Público Marítimo Terrestre (DPMT.).

Por este motivo, se hacía necesario realizar una serie de actuaciones con carácter de urgencia donde se modificará y sustituirá parte del trazado del colector de fecales. En este sentido, se ha proyectado la instalación de un colector de PVC de 315 milímetros de diámetro con una longitud de 361 metros lineales, de los cuales 160,56 corresponden a la Fase I de las obras y 200,44  a la Fase II. En la primera se procederá a la modificación del trazado salvando las propiedades privadas, así como la sustitución de las tuberías existentes en el trazado situado en suelo público del sendero. Finalmente se restituirá el césped natural en zona de zanjas no asfaltadas. En la segunda fase se acometerá el tramo que enlaza con la glorieta que da acceso a la Torre del Puerco. Se restituirá el firme en toda la longitud y anchura de la rotonda de cambio de sentido de la calle de acceso a la Torre del Puerco.

Esta actuación tiene como principal finalidad que el tramo afectado recupere la funcionalidad para la que había sido concebido, tras presentar una serie de deficiencias y un estado de deterioro considerable, pero también desvincularlo de las propiedades particulares que en algunas secciones le afectan, para que así cualquier intervención que sea necesario acometer esté exenta de servidumbres. 

Entre las principales patologías observadas destacan la acumulación de aguas, la invasión de raíces, hundimientos y falta de pendiente; problemas suficientemente graves como para que el funcionamiento de la red de saneamiento se viera sensiblemente afectado cuando entrara en funcionamiento, algo que en 20 años no había ocurrido todavía. De hecho, se está acometiendo un Plan de Rehabilitación con el que se pretende evitar esta problemática en zonas donde se ha constatado que es necesario y en este colector no se había actuado puesto que no era prioritario, al no prestar servicio hasta ahora. 

Para la instalación del colector será necesaria la demolición de acerados y senda peatonal en algunos tramos, que serán repuestos una vez restituidos los colectores. En la senda peatonal se procederá a la reposición de pavimento de acera con adoquín monocapa de hormigón. Está prevista también la construcción de cinco nuevos pozos circulares de 1.2 metros de diámetro interior y profundidad superior a dos metros.