La Delegación municipal de Fiestas y la Asociación del Belén Viviente han acordado que este año no se desarrolle dicho belén. Esta actividad se celebró el pasado año en el Museo del Vino y de la Sal, ubicación que en estos momentos ya está ocupada. Este hecho ha llevado a las dos entidades a buscar un nuevo emplazamiento desde el pasado mes de septiembre en el entorno del centro urbano.

Así pues, han sido varias las reuniones mantenidas y las ubicaciones que se han tenido en cuenta para poder acoger esta iniciativa. No obstante, ninguna de ellas ha llegado a satisfacer a ninguna de las dos partes. Unas veces el coste de estos locales hacía que la Delegación de Fiestas no pudiese afrontar el pago, mientras que otras veces era la propia Asociación la que rechazaba dichos emplazamientos.


La coyuntura económica a la que se enfrenta en estos momentos el Ayuntamiento de la ciudad, así como las necesidades de montaje que conlleva tan importante actividad han dificultado el encontrar un lugar idóneo, ni económica como técnicamente. Por todo ello, tanto la Delegación de Fiestas como la Asociación del Belén Viviente ha decidido de mutuo acuerdo posponer dicha actividad para el próximo año.

Aunque el belén viviente no esté incluido en la nueva programación navideña que se presentará en estos días, dicha programación contará con numerosas actividades de interés orientadas a niños y familias, con el objetivo de que el centro de la ciudad siga siendo un atractivo navideño en estas fechas tan importantes.

 

Compartir con: