publicidad


Redacción | Puerto Real.- El próximo lunes 2 de mayo quedarán cerradas al tráfico las calles colindantes al colegio María Auxiliadora una vez solventados los problemas técnicos que impidieron hace algunas semanas llevar a cabo esta propuesta municipal. Así lo ha anunciado el teniente de alcalde de Urbanismo, Iván Canca, tras haberse reunido con el equipo directivo del centro educativo para estudiar y canalizar las distintas propuestas planteadas en relación a la peatonalización de estas calles y después de valorar las dificultades manifestadas con respecto al aparcamiento teniendo en cuenta además las necesidades especiales expresadas por algunas familias.

En lo que a aparcamientos se refiere el edil explica que se reservarán 14 plazas en el espacio comprendido en la carretera de Circunvalación, entre el almacén de la Brigada Municipal y la calle San Francisco, con limitación horaria de 8:45 a 9:15 y de 13:45 a 14:15 horas, para aquellas familias que por lejanía u otras circunstancias necesitan acudir al colegio en coche. En el mismo horario se habilitarán aparcamientos en la explanada situada frente a Mercadona en la zona de La Degollada (junto al kiosco de Oca). En ninguno de estos casos será necesario el uso de tarjetas siendo la Policía Local la que controle que se respete este uso en el horario establecido.

En este proceso se ha tenido en cuenta igualmente al alumnado que hace uso del servicio de aula matinal. En este caso Iván Canca explica que habrá un permiso nominal que permitirá parar en la entrada del colegio, por calle San Fernando, para dejar a los escolares. “Para ello, las familias afectadas deben solicitar una tarjeta mediante instancia en el Registro Municipal acompañada del documento de estar matriculado y suscrito a este servicio de aula matinal”, indica Canca. Además de esto, al colegio se le expedirán dos tarjetas que podrá facilitar a aquellas familias que, en momentos puntuales, necesiten parar en la puerta.

Por último, para familias con motivos excepcionales expuestos en las encuestas realizadas se habilitará en la calle San Fernando una plaza de aparcamiento para el colegio reservada para personas con movilidad reducida y cinco tarjetas de residentes con uso restringido.

Canca recuerda que esta es una experiencia piloto y que el proyecto total se está elaborando para presentarlo a la ciudadanía y a los comerciantes como vienen demandando.