Redacción.- El Parlamento Europeo tiene previsto dar luz verde esta semana al plan que incorporará al derecho europeo las medidas adoptadas por la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (CICAA) durante las campañas anuales de 2012 a 2014. En el debate, Aguilera ha señalado que “la transposición de las recomendaciones de la CICAA tiene como objetivo conseguir su aplicación uniforme en toda la Unión Europea”, pero también ha subrayado que “la finalidad última debe ser garantizar la igualdad de condiciones para todos los operadores que participan en la pesca del atún, incluidos –sobre todo- los operadores de terceros países.”

En este sentido, Aguilera ha advertido, que al ser el Mediterráneo una cuenca de gestión compartida entre la UE y terceros países, “si se aplican normas diferentes a las flotas extrajeras, todos los esfuerzos realizados y todas las restricciones aplicadas a los pescadores europeos para mantener en buen estados los stocks habrán sido en vano”.


Asimismo, aunque las recomendaciones de la CICAA tienen en cuenta las características específicas de las diferentes artes de pesca del atún, la eurodiputada ha insistido en la necesidad de “enfatizar el papel de las artes de pesca artesanales, a pequeña escala y las tradicionales almadrabas, que contribuyen a la restauración de las poblaciones de atún, dado que son sumamente selectivas tienen muy poco impacto en los ecosistemas marinos gracias al bajo nivel de consumo de energía y de capturas accidentales, sin olvidarse de que son un importante activo para la generación de riqueza y empleo en determinadas zonas costeras”.

Para finalizar, Aguilera ha instado también a los Estados Miembros que revisen su sistema de reparto de cuotas de atún rojo, ya que las que están aplicando en la actualidad “penaliza a los pequeños pescadores, en favor de los grandes armadores, cuando lo que se debería fomentar son sistemas de pesca más sostenibles como los utilizados por la pesca a pequeña escala”.

Compartir con: