El Ejecutivo municipal perfila unas cuentas reestructuradas en las que se ha revisado completamente y sopesado cada partida, y que tienen como objetivo principal “la mejora de los servicios públicos y el impulso de la economía”

publicidad


El equipo de gobierno de San Fernando, con todos los ediles de PSOE y Ciudadanos al completo, ha celebrado esta semana una reunión de coordinación en la que se ha hecho análisis de la situación de los proyectos y retos más importantes que encara la ciudad, los que son más inmediatos y los que se están tramitando ahora para transformar el modelo productivo local. Pero, sobre todo, el encuentro de trabajo que ha tenido lugar en el Castillo de San Romualdo ha tenido como prioridad la elaboración de los presupuestos municipales para 2020, que se van a dar a conocer con detalle a lo largo de este mes de enero.

La alcaldesa, Patricia Cavada, que ha presidido la reunión, ha explicado que las nuevas cuentas municipales suponen una reestructuración completa adecuada a la nueva estructura del Gobierno municipal y al trabajo por las áreas existentes en el Ayuntamiento en la actualidad. “Es una revisión absoluta que parte desde cero, sin continuismo, que ha ajustado partida a partida a qué se dedican los fondos y en la que cada euro está pensado al milímetro”, ha apuntado Cavada.

La regidora ha avanzado que el presupuesto para este año tiene como objetivo principal “la mejora de los servicios públicos y el impulso de la economía local”, y prevé un “crecimiento moderado” por encima del 2% respecto a las últimas cuentas aprobadas en 2018. Los presupuestos aprobados por otras ciudades del entorno y recientemente por el gobierno de Andalucía ha fijado ese incremento por encima del 4%. Además, ha recordado que el crecimiento económico previsto para la provincia de Cádiz está incluso por encima del 2%. Y por último, Cavada ha resaltado que se tienen previstos ingresos que superan ese 2% de crecimiento moderado que se ha incorporado como estimación. 

Cavada ha destacado también que otra de las virtudes de las nuevas cuentas es que se concentra el gasto, ya que se han unificado contratos que permiten “hacer más transparente, ágil y eficaz la gestión y la inversión”. “Esto es posible gracias a esa reestructuración que hemos realizando, yendo a la realidad del gasto y a las partidas que se consumían, sin arrastrar costumbres y adecuando las cuentas a nuestro proyecto como nuevo gobierno”, ha resaltado la regidora.

Este análisis pormenorizado y detallado ha hecho posible mover partidas que no eran necesarias a otras que sí lo son, y es el que va a permitir movilizar recursos en torno a 4 millones de euros para este año. A ello se suman además los 2 millones de euros que se liberan de la reducción de la deuda municipal al tener que amortizar menos y pagar menos intereses; y los 1,5 millones del aumento de los ingresos previstos por el crecimiento de la actividad y de la construcción para la puesta en marcha de proyectos, lo que hace genera una mayor recaudación de impuestos -que aún se prevé que pueda ir a más- sobre todo centrados en el ICIO (Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras) o la plusvalía.

Esos 7,5 millones de euros (4 millones movilizados por la reestructuración y 3,5 millones de los nuevos recursos) se van a destinar sobre todo a mejores servicios, a mejorar las políticas públicas y al abono de la tasa de transferencia, transporte y tratamiento de residuos del Consorcio. 

En concreto, la mejora de los servicios aglutina 3 millones de euros para poder aumentar la inversión en las principales prestaciones a la ciudadanía isleña. “San Fernando tenía necesidad de mejorar los servicios públicos, y por eso ya habíamos aumentado el contrato de parques y jardines, y una vez que termine la tramitación del recurso también se hará efectiva esa mejora en el contrato de limpieza viaria que empezará a aplicarse; sin olvidar otras iniciativas que se van a ver reflejadas como los aumentos en el contrato de la limpieza de los colegios o en el de dependencia”, ha dicho la primera edil.

Un total de 2,2 millones de euros se van a destinar a la mejora de las políticas públicas a través de la unificación de partidas y contratos, lo que hará más eficaz el gasto. Es el caso, por ejemplo, de los costes de compra de gasolina, material de oficina,etc.

Por último, 2,3 millones de euros se dedicarán al pago de tasa de reciclaje, cumpliendo el compromiso adquirido de que este recibo no repercutiría sobre los isleños e isleñas o las empresas de la ciudad a partir del año 2020, sino que lo asumiría el Ayuntamiento aplicando una bajada efectiva de los impuestos.

En definitiva, el Gobierno municipal ha diseñado unos presupuestos en los que logra multiplicar el esfuerzo inversor a pesar que San Fernando es el municipio andaluz de más de 50.000 habitantes que tiene menos ingresos por habitante. En concreto, la ciudad dispone al año de 31 millones de euros menos que la media de los grandes municipios de Andalucía, lo que se traduce en una media de 459 euros por habitante menos.

A pesar de eso, el gasto público en San Fernando ha crecido un 3,58% respecto al año 2018, situándose cerca del crecimiento del gasto del Estado (que ha sido superior al 3,76%) y muy por encima del registrado en la provincia de Cádiz (ha caído un 8,12%) y de Andalucía (un 6,32% menos).

Del mismo modo, la importante reducción de la deuda (se ha rebajado casi a la mitad la que había en 2015) permite destinar recursos a otros usos, a inversiones y mejores servicios públicos, y garantizar el futuro de los mismos. En la actualidad, San Fernando es el municipio con menor nivel de endeudamiento por habitante de las poblaciones de más de 50.000 habitantes de la provincia de Cádiz.

Lo mismo ocurre con el periodo medio de pago a proveedores, que se ha situado de media en los 15,30 días, lo que consolida una cifra muy por debajo de los 30 días que marca la ley. En este aspecto, San Fernando es un ejemplo para los ayuntamientos de su entorno, porque también es los que mejor promedio tiene de las ciudades de más población de la provincia.

Estos datos evidencian que San Fernando sitúa su gasto y su esfuerzo inversor en la media estatal y por encima de su entorno, y es también el que paga más rápido, a pesar de que es el que tiene menos ingresos por habitante. En palabras de la alcaldesa, “en nuestra ciudad aprovechamos al máximo los ingresos y rentabilizamos cada euro que entra en el Ayuntamiento”.