En la tarde de ayer, la empresa adjudicataria de los trabajos de sustitución de las farolas de la avenida Universidad de Cádiz, comenzó a retirar los báculos con luminarias halógenas para instalar los nuevos, tipo LED y con alimentación solar.

La iluminación de esta parte de la carretera que une el centro de la ciudad con el Río San Pedro, y muy transitada por vehículos que unen estas dos zonas de Puerto Real, ha sufrido innumerables actos vandálicos y sobre todos robos de cable de cobre.

La comisión reiterada de estos hurtos ha supuesto para el Ayuntamiento un gasto considerable en la reposición de este material, y además ha dejado la zona a oscuras en varias ocasiones, en espera de que pudiera repararse. Todo ello ha originado molestias a los vecinos, que incluso formularon una petición a través del mecanismo de participación ciudadana, concretamente la Asamblea de Zona del Río San Pedro celebrada el 16 de marzo de 2018.

Considerando la capacidad de nuestro entorno de generar energía eléctrica limpia, el Ayuntamiento optó, a través del grupo energético GEN, por un modelo de iluminación LED alimentado por energía solar. Además de ser energía no contaminante y reducir el consumo en el alumbrado público, los puntos de luz serán autónomos unos de otros, de modo que no habrá cableado que robar.

El proyecto se adjudicó finalmente por algo más de 174.000 euros, y contempla la instalación de un total de 97 puntos de luz, separados por aproximadamente 35 metros, en el tramo entre la playa de la Ministra hasta el final de las instalaciones de la Escuela Superior de Ingeniería, que es donde termina la competencia del Ayuntamiento en esta vía.

El plazo de ejecución de la actuación está previsto en 90 días.

Compartir con: