publicidad


El primer teniente de alcalde, Curro Martínez, traslada a la Flave que esta contratación supondrá una notable mejoría del estado de la ciudad 

El primer teniente de alcalde y concejal de Mantenimiento Urbano, Curro Martínezha mantenido un encuentro hoy con la Federación local de Asociaciones Vecinales de El Puerto de Santa María (Flave) para informarles de los avances en la tramitación para sacar a licitación el contrato de mantenimiento urbano, algo vital para poder mejorar notablemente el estado de la ciudad y acabar con la imagen de abandono a la que nos enfrentamos actualmente. Martínez ha informado al colectivo de que ya se ha finalizado la redacción de los pliegos del nuevo contrato, lo que supone el pistoletazo de salida para la contratación del mismo. El edil ha subrayado además que dicho contrato contará con un presupuesto de 1,4 millones de euros, lo que supone la mayor cuantía de los últimos 12 años destinada a mantenimiento urbano que es la responsable de todos los pavimentos de la ciudad y parte del mobiliario urbano. 

Martínez ha explicado a los vecinos que ya se ha solicitado la retención de crédito para poner en marcha el contrato, un paso tras el que se abrirá la fase de procedimiento abierto en la que diferentes empresas optarán a la adjudicación. Se trata de una tramitación que tardará algunos meses debido a la gran cuantía económica del contrato, tal y como ha detallado Martínez. El concejal ha destacado la importancia de este avance, ya que desde el pasado mes de noviembre estamos sin empresa de mantenimiento lo que supone que se han ido acumulando muchas incidencias y que estamos atendiendo los casos más urgentes haciéndoles frente con los 4 operarios disponibles que trabajan a marchas forzadas para tratar de atender los numerosoproblemas que existen en el municipio.

Del mismo modo, se ha solicitado la retención de crédito para poner en marcha el contrato de semáforos que finalizó hace tres años sin que hasta la fecha se hubiera iniciado una nueva contratación. Algo que ha creado numerosos problemas con semáforos estropeados (algunos durante más de seis mesesque generaban situaciones de caos de tráfico con el consecuente perjuicio a peatones y vehículos, semáforos sin pintar o visiblemente deteriorados. El nuevo contrato tendrá una duración de dos años más uno de prórroga con un importe de 30.500 euros anuales.