publicidad


Hoy entra en vigor el nuevo contrato con la empresa Cespa que va a reforzar el servicio para que llegue con más eficacia a las barriadas, y que va a propiciar la renovación de todos los contenedores y de la flota de vehículos

publicidad


Hoy entra en vigor en la ciudad el nuevo contrato de recogida, transporte de residuos y limpieza viaria del que se hace cargo la empresa Cespa Compañía Española de Servicios Públicos Auxiliares S.A. Este contrato tendrá una vigencia de cuatro años con posibilidad de prórroga a otros dos, y asciende a un importe anual de cerca de 8,6 millones de euros, lo que supone una inversión total de casi 34,4 millones de euros. 

Con la llegada de esta nueva empresa de limpieza se persigue la puesta en marcha de un nuevo servicio que mejore las prestaciones, que permita llegar con mayor eficacia a cada barriada isleña y que contribuya a beneficiar el paisaje y la calidad urbana de la ciudad.

El nuevo contrato contempla la prestación de unas 36.981 jornadas anuales, así como contar con una plantilla equivalente a 157 empleados y empleadas, lo que implica la incorporación de personal respecto al existente actualmente.

Entre las mejoras previstas también se encuentran la renovación y la ampliación de los contenedores de cada una de las fracciones de residuos con la adquisición de un total de 2.033 nuevos, la renovación del parque de maquinaria de estos servicios —se van a comprar 57 nuevos vehículos entre camiones de baldeo, barredoras, maquinaria de playa…—, un Plan Integral de Aseo Urbano, la puesta en marcha del segundo Punto Limpio en Camposoto, la potenciación del servicio de recogida domiciliaria de muebles y enseres, una partida anual para la renovación del equipamiento de playas de 30.000 euros y la compra de maquinaria para limpiar estos espacios, un mejor control del consumo del agua destinada a las labores de baldeo, el establecimiento de un programa informático de gestión y comunicación que garanticen la buena marcha y el control del servicio, la potenciación de campañas informativas y de concienciación para fomentar el comportamiento cívico entre la ciudadanía, el incremento de la dotación de papeleras, una regulación específica de los servicios de higiene de los parques caninos y las áreas de juegos infantiles, la mejora de los sistemas de recogida de residuos en mercados y superficies comerciales, un plan especial de limpieza de eventos, un servicio específico de limpieza de aceras, el incremento de las labores de baldeo, un plan específico de limpieza de las zonas de ocio nocturno, un servicio específico de limpieza intensiva de pavimentos en el que se incluye la limpieza de cera, chicles y de excrementos de palomas y limpiezas específicas en la Punta del Boquerón.

En el caso concreto de la limpieza viaria, va a haber un aumento del 28% de las jornadas respecto al contrato anterior. Las principales y más significativas mejoras tienen que ver con el incremento de la limpieza en las barriadas gracias a una nueva sectorización que va a permitir optimizar y reforzar el servicio. Del mismo modo, se va a poner en marcha un plan especial de limpieza intensiva en los barrios, de carácter permanente, que contará con una cuadrilla específica y extraordinaria para estas labores. También aumentan los barridos manuales, el baldeo y barrido mecánico.

En lo que respecta a la recogida de residuos, se van a adquirir 2.033 contenedores para la renovación total del parque para todas las fracciones de recogida. Se van a instalar 60 contenedores para la recogida de textiles y otros 60 para la recogida de aceite. En el caso de los contenedores soterrados, también se mejora el mantenimiento y habrá renovación anual de los buzones.

También aumentan las jornadas de servicio en un 15% en el caso de la fracción de restos, y donde se produce la principal mejor es en la fracción selectiva (cartón, vidrio, textiles, enseres y aceite) que va a experimentar un incremento del 150% en el número de jornadas.

La recogida de residuos va a contar con nuevos recolectores de menor tamaño para la zona del centro urbano de la ciudad, y se va a potenciar la recogida de muebles y enseres con nuevos turnos que incluyen incluso los fines de semana. Se va a mejorar la recogida del cartón al pequeño comercio duplicando el servicio actual, y se va a implantar el servicio de recogida de vidrio del canal Horeca.

Además, se van a instalar cinco minipuntos limpios tipo Mupi a lo largo de la ciudad para residuos de pequeño tamaño, y se van a instalar 327 islas de reciclaje (que agrupan contenedores de todas las fracciones y tipos de residuos en el mismo espacio).

También hay que recordar que los pliegos insisten en los criterios sociales y de igualdad de género a la hora de contratar personal. 

Otra importante novedad es que se establece un único contrato para la gestión de los servicios de recogida de residuos de todas las fracciones, limpieza viaria, puntos limpios y acondicionamiento de áreas recreativas. Esta unificación permitirá crear sinergias en la gestión diaria de los servicios que permitan la reducción de costes indirectos, así como una mejora en la coordinación y funcionamiento diario de los servicios.

Además, se incluye el acondicionamiento de playas, de tal forma que se establece un único operador en la playa con objeto de mejorar su gestión, realizando las labores de instalación de la infraestructura, mantenimiento, limpieza de los módulos, limpieza de la arena y recogida de residuos y vigilancia de la infraestructura.

Por otro lado, hay que recordar que el centro de operaciones del nuevo servicio y parque central de la maquinaria va a ser el espacio logístico en el polígono industrial de Fadricas II, lo que va a permitir contribuir a la prestación de un servicio más eficaz.