publicidad


El delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Cádiz, Juan Luis Belizón, ha informado  sobre el inicio de las obras para la mejora de la seguridad vial en la carretera A-2226, que enlaza Benalup con la autovía A-381, en compañía del delegado territorial de Fomento y Vivienda, Federico Fernández, y de la alcaldesa de este municipio, Amalia Romero.

publicidad


En su intervención, Belizón ha destacado la relevancia de “mantener la seguridad vial en nuestras carreteras”. Refiriéndose a esta actuación, ha indicado que “es necesaria, por el flujo de circulación de esta vía” y ha puntualizado que “requería un ensanche para mejorar la seguridad”. Además, el delegado del Gobierno ha precisado que los trabajos que acaban de ponerse en ejecución favorecerán la conexión entre la comarca de La Janda y la A-381, con lo que esto supone para beneficiar a la ciudadanía y generar economía, conectando esta comarca con el Campo de Gibraltar y la Costa del Sol”.

Los trabajos de ensanche y mejora de la seguridad vial en la A-2226, conocida como la carretera de El Castaño, se ejecutan en un tramo de 4,2 kilómetros hasta la intersección del acceso del embalse de Barbate. Esta obra fue adjudicada a la U.T.E. Acciona Construcción S.A./Alfonso Gutiérrez Romero S.L. por un importe de 3,73 millones de euros.

Estas labores consistirán en el ensanche de la calzada actual (actualmente con dos carriles de tres metros y sin arcenes) entre los kilómetros 0 y 4,2 hasta conseguir dos carriles de tres metros de ancho, con arcenes de un metro y bermas de 0,50 metros. En la zona inicial de la obra además se mejora el trazado con curvas de mayor radio y la inclusión de curvas de transición que favorecen la conducción y seguridad del usuario de la carretera, dotando a este tramo de una sección actual y moderna.

Esta zona está fuera de la superficie del Parque Natural de Los Alcornocales por el que discurre el resto de la carretera, que suma 22,39 kilómetros en total, con una intensidad media de tráfico que supera los 1.000 vehículos al día.

En cuanto al drenaje, se ejecutarán cunetas de hormigón y un drenaje profundo para interceptar posibles aguas subterráneas longitudinalmente. Con respecto a las obras transversales, se ampliarán los pontones existentes, anclándolos a las estructuras mediante barras de acero estructural y utilizando puente de unión.

En el puente sobre el río Barbate, se ejecutará la ampliación de calzada mediante la colocación de dos vigas adicionales más al tablero existente, que se apoyarán en un recrecido construido en las pilas y los estribos. Mediante hidrodemolición, se eliminará parcialmente el tablero existente, ampliándose la losa y conectándose longitudinalmente mediante anclajes de acero corrugado.