publicidad


Esta actuación contará con una inversión de cerca de 40.000 euros para la mejora de la calidad de estas instalaciones deportivas

El Ayuntamiento de San Fernando ha iniciado esta semana las obras de sustitución del canalón de las cubiertas del pabellón de la Ciudad Deportiva de Bahía Sur, que se encontraba un estado muy deteriorado que provocaba problemas de filtraciones de agua cada vez que se producían precipitaciones. Esta situación obligaba a tener que inutilizar para su uso parte del graderío y algunos pasillos y dependencias.

Por este motivo, tal como ha explicado el cuarto teniente de alcaldesa y concejal de Instalaciones Deportivas, Antonio Rojas, en el marco de la estrategia del nuevo Gobierno municipal de mejorar de forma sustancial la calidad de las instalaciones deportivas de la ciudad, se ha puesto en marcha una actuación que va a permitir retirar el canalón deteriorado y sustituirlo por otro que recoja de forma adecuada las aguas y evite que se filtren al interior del pabellón.

Del mismo modo, esta actuación incluye el montaje de dos escaleras de acceso a la cubierta del pabellón, una infraestructura que hasta la fecha no existía y que es fundamental para garantizar el mejor mantenimiento de las instalaciones deportivas.

Hay que recordar que, hasta el momento, al no contar estas instalaciones con unas escaleras fijas de acceso al forjado y la cubierta del pabellón, cuando había que entrar a esa zona se usaban unas provisionales que ofrecían menos condiciones de seguridad que las que se van a montar. 

El Ayuntamiento ha adjudicado esta obra que ha comenzado este martes día 16 de junio a la empresa Miguel Ángel Álvarez Iglesias por un precio total de 39.848 euros, y se estima que el plazo de ejecución de la actuación sea de 45 días.

El pabellón de Bahía Sur también ha experimentado recientemente otra mejora con la renovación del antiguo marcador electrónico que ha sido sustituido por una pantalla led deportiva de 6 metros cuadrados para uso en interiores. 

De esta manera, el antiguo marcador, que contaba ya con unos 20 años de existencia y que presentaba fallos de funcionamiento y visibilidad, ha sido renovado con un equipamiento de nueva generación que da la máxima calidad y garantías de cara a la celebración de los numerosos campeonatos y concentraciones a nivel nacional e internacional, así como toda la competición habitual de la programación local.

La empresa encargada de esta actuación ha sido Mondo Ibérica y para ello se han invertido 16.257 euros.