La delegada del área de Desarrollo Urbano, Claudia Márquez, ha informado del inicio de los trabajos de reparación del jardín vertical del Castillo de San Romualdo. Esta zona verde se sitúa en el módulo de oficinas del citado castillo y cuenta con una superficie de 90 metros cuadrados de jardín vertical que fue instalado en marzo de 2016.

Márquez explica que desde el Ayuntamiento se han venido contemplando las diversas posibilidades “para hacer que el jardín vertical de estas instalaciones luzcan como se merece el lugar y las especies que se coloquen respondan al criterio de este tipo de vegetaciones verticales”, indica la delegada de Desarrollo Urbano. En este sentido, desde esta área se realizó un informe al respecto sobre el estado actual de una zona verde “que es muy delicada y requiere la debida atención”, lo que vino a corroborar la necesidad de contar con un proyecto con vistas a que las empresas especializadas en jardines de esta tipología sean las que tuvieran opciones de acceder a la adjudicación, que ha recaído finalmente en la empresa Singular Green S.L. por un presupuesto de 17.888 euros.

La delegada de Desarrollo Urbano explica que el jardín vertical del módulo del Castillo contará con otro tipo de vegetación distinta a la que mostraba hasta ahora. Márquez indica que esta empresa especializada dispondrá “un sistema específico de siembra de semillas de especies que no son plantas en maceta, sino hasta cinco tipos de plantas tapizantes de distintos tonos cromáticos que, aproximadamente en tres semanas, ofrecen ya la imagen deseada. Esta tipología de jardín, al ser tapiz  verde, disuade de la idea de que se produzcan sustracciones y actos vandálicos como han venido sucediéndose en reiteradas ocasiones”.

Señala también la delegada que el contrato contempla mejoras destacadas en el mantenimiento de este atractivo que presenta el módulo del Castillo, como es el caso de sistemas domotizados de control del estado de las plantas tapizantes, es decir, que la empresa instalará sistemas sensoriales que le permitirá conocer en centralita  en tiempo real, la situación del tapiz, si se produce alguna incidencia como posibles fallos del sistema de riego y así comunicarlo al Ayuntamiento.

Claudia Márquez destaca que este proyecto vendrá a solventar las fachadas este y sureste del módulo “y por lo tanto del entorno que rodea al Castillo, con el que conforma un conjunto singular y en el que actuaciones como la que ya se han iniciado cuentan con el visto bueno de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía”.