publicidad


En relación a la denuncia de precariedad laboral formulada por un grupo de  especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria que han acabado su residencia en los últimos años en el Distrito Sanitario Bahía de Cádiz-La Janda, tanto la Dirección del Distrito como la Delegación Territorial de Salud y Familias quieren aclarar lo siguiente:

El Distrito Sanitario Bahía de Cádiz-La Janda realiza todas las coberturas de plazas vacantes acorde a la normativa vigente y a las instrucciones comunes para toda la comunidad autónoma.

En este Distrito se ha realizado una oferta de 24 plazas vacantes de medicina de familia mediante una convocatoria específica, en los mismos términos que el resto de los centros de Andalucía. En dicha oferta han tenido cabida todas las vacantes existentes en el Distrito así como las futuras previsiones de vacantes a lo largo del año 2019 por jubilaciones previstas. A ellas se podían presentar todos los profesionales con el título de especialista en medicina familiar y comunitaria que lo desearan, ya que la convocatoria se produce una vez agotada el listado de la bolsa única de empleo y además está pensada específicamente para aquellos profesionales que aún no han tenido la posibilidad de estar baremados en bolsa.

Todas las plazas ofertadas en esta convocatoria tenían fecha de inicio de contrato el 16 de mayo y finalización el 31 de diciembre, exactamente la misma duración que el resto de los Distritos, Hospitales y Áreas de Gestión Sanitaria de Andalucía.

La fórmula de contrato, también igual al resto de Andalucía, es en el dispositivo de apoyo y con un sistema retributivo  idéntico a todos los contratos de médicos de familia; es decir, se cobra lo mismo. La razón de esta fórmula es facilitar la cobertura del plan de verano en las distintas necesidades que presenta éste Distrito, por su peculiaridad de incremento de población con servicios específicos del verano, con UVIs móviles y puntos de urgencias extraordinarios, que de otra manera no se podría dar la cobertura que se requiere. En concreto, en el caso del Distrito, la necesidad de facultativos específicos y extraordinarios para el plan de verano asciende a 17 profesionales médicos y a 31 de todas las categorías.

Algunos de estos contratos tienen destinos diferenciados durante el periodo estival y, posteriormente está previsto la incorporación a otro destino -en función de las necesidades de vacantes previstas en el Distrito-. Este hecho es conocido por el trabajador a la hora de firmar el nombramiento.

A esta convocatoria se presentaron 22 solicitudes de participación, siendo admitidos 21 candidatos. De estos 21, han aceptado la oferta un total de 12, por lo que se han quedado sin cubrir otros 12 puestos de trabajo con fecha fin de contrato 31 de diciembre y compromiso de renovación posterior.

Las 12 plazas no cubiertas se han ofertado a todos los residentes que finalizaban su contrato de médico especialista en formación y son ya especialistas en medicina familiar y comunitaria. Esta oferta ha sido aceptada por 4  de ellos.

De esa forma, las 8 plazas vacantes del Distrito, junto con  otras 54 plazas vacantes de las otras dos Áreas Sanitarias de la provincia (Campo de Gibraltar y Jerez-Sierra), esto es, un total de 62 puestos de trabajo, se han ofertado en una convocatoria conjunta. Sin embargo, la asistencia a la convocatoria fue de ningún presentado, es decir, a ningún médico de familia en situación de desempleo le interesaba ninguna de las 62 plazas que se ofertaron el pasado 21 de mayo en la provincia de Cádiz.

En cuanto a lo señalado en esa denuncia pública en referencia al Centro de Salud de La Laguna sobre la falta de cobertura de plazas tras la jubilación de dos especialistas, hay que señalar que dichas plazas fueron cubiertas en la convocatoria específica, iniciándose el contrato el pasado 16 de mayo.

La Dirección del Distrito Bahía de Cádiz se ha reunido hasta en tres ocasiones con la totalidad de los residentes que finalizaban su periodo de formación con la intención de contratarlos para este Distrito. En esas reuniones se ha informado de las necesidades existentes, se han aclarado dudas y se han ofertado contratos desde el día de finalización de residencia hasta final de año, además del compromiso de renovación con posterioridad.

Tanto desde el Distrito como desde la Delegación Territorial se quiere señalar que se vela en todo momento por  los intereses de los profesionales, el cumplimiento de la normativa vigente y la necesidad de prestar una atención sanitaria de calidad a la población gaditana.