Lechuga
José Manuel Lechuga

El delegado municipal de Cultura, José Manuel Lechuga, ha mostrado hoy en rueda de prensa su “perplejidad” ante las acusaciones vertidas por el líder de los socialistas en Chiclana, José María Román, criticando el estado de abandono de la ermita de Santa Ana, “ya que, efectivamente, es una queja unánime de todas las personas a las que nos interesa el patrimonio de Andalucía, y que compete a la Junta y a su delegada territorial de Cultura, Cristina Saucedo, por lo que es una crítica directa al Partido Socialista Obrero Español”.

Lechuga destaca que “en el caminar sin rumbo del Partido Socialista, ellos han sido los que han criticado los planes de empleo, que recuerdo, elaboraron ellos mismos”. Una situación “bochornosa”, en palabras del edil, ya que “vuelve a ser una crítica directa a su delegado de empleo, que en el día de hoy estará perplejo, como lo estamos nosotros, de que tiren piedras sobre su propio tejado atacando a la inactividad de la Junta ante el patrimonio cultural de Andalucía”.

Así las cosas, el edil se ha reafirmado en que “el problema no es únicamente económico”, y destaca la “inexistencia de planes, personal y de interés por parte de la Junta por solucionar grandes deficiencias de nuestro patrimonio”.

Además de ello, el concejal de Cultura insta a exigir “responsabilidades” sobre el dinero destinado a “proteger no sólo la ermita Santa Ana, sino, por nombrar algunos casos, el yacimiento arqueológico del cerro del Castillo, la carta arqueológica de Chiclana, y para cuadros, retablos y la fachada de la Iglesia Mayor”. Una responsabilidad que, en palabras del edil, no compete unicamente al Gobierno local que, “con su presupuesto, sí que ha actuado sobre la Iglesia, las campanas del arquillo del reloj o el yacimiento, entre otras muchas actuaciones, demostrando defender nuestro legado cultural”.

Asimismo, José Manuel Lechuga destaca que “es la Junta y la Consejería de Cultura en concreto, la que debe tomar medidas e intervenir inmediatamente, ya que para eso tienen un edificio en Cádiz desde el que deberían velar por el rico patrimonio de todos los pueblos y que, sin embargo, no se involucra en ningún proyecto”.

En definitiva, ha concluido el edil, “una piedra más que Román lanza hacia su partido y su compañera Cristina Saucedo, a la que, adelantándonos, ha acusado de no hacer nada, algo que evidencia la división del propio Partido Socialista”.