La presidenta y el portavoz del Grupo Municipal del Partido Popular (GMPP) del Ayuntamiento de Cádiz, Teófila Martínez e Ignacio Romaní, han visitado a lo largo de la mañana distintos enclaves de la ciudad que han sido afectado por el temporal de viento y lluvia. Los ediles han coincidido en su visita en la zona de entrada a la Punta de San Felipe con el subdelegado del Gobierno y el Jefe de la Demarcación de Costas, Agustín Muñoz y Patricio Poullet, que igualmente estaban valorando los daños producidos. (Se adjunta fotografía)

Los ediles populares informaron tras la visita que tanto el subdelegado del Gobierno como el jefe de Costas habían confirmado que tienen prevista la reparación de los daños causados en la muralla y entrada a la Punta de San Felipe, al igual que en el paseo Fernando Quiñones de entrada al Castillo de San Sebastián. Teófila Martínez señaló al respecto que, “como es lógico son actuaciones que se tendrán que realizar cuando las condiciones lo permitan y una vez que se evalúe estos daños y aquellos que se puedan originar en las próximas horas, que esperamos sean los menos posible”.



Precedentes y chiringuitos

Los concejales del GMPP también señalaron tras su visita a estas zonas de la ciudad que estos daños “no se han dado por primera vez y, aunque algunos no tengan memoria de los últimos años, fue el Ayuntamiento de Cádiz quien tuvo que arreglar hace ya algún tiempo esta zona de la entrada a la Punta de San Felipe, más de una vez y, muy especialmente, la rampa de subida al paseo superior que ha sufrido constantes desprendimientos de lozas a causa de los temporales que azotan especialmente este punto de la muralla”.

El portavoz popular por su parte, Ignacio Romaní, lamentó que lo primero que haya hecho el Ayuntamiento es emitir un comunicado para eludir responsabilidades e intentar hacer política con los daños que ha ocasionado un temporal: “la actuación en toda la muralla de Cádiz no es que esté comprometida por el gobierno sino que es una realidad en la que se viene actuando desde 2012, algo que no se había hecho por otros gobiernos nacionales en décadas. En vez de llevarle la cuenta a los que actúan e invierten en la ciudad se podrían haber preguntado quién va a pagar ahora todos los daños ocasionados en los chiringuitos que, incumpliendo la concesión administrativa por la se les adjudicó a sus actuales concesionarios, se han mantenido instalados durante todo el año con la aquiescencia del Equipo de Gobierno y del alcalde, que es muy de Cádiz pero se había olvidado que en invierno los temporales llevan el agua hasta el Paseo Marítimo”.

Compartir con: