Redacción | El Puerto.- El Alcalde,  David de la Encina y el Concejal de Plaza de Toros Ángel Quintana, han mostrado su pesar por la pérdida de Fermín Bohórquez Escribano, “todo unreferente del mundo taurino y una personalidad muy vinculada a El Puerto de Santa María”. De hecho ya se están haciendo las gestiones pertinentes para que durante la novillada que se celebrará el próximo sábado 30 de junio se guarde un minuto de silencio en su memoria.

El rejoneador, ganadero y empresario Fermín Bohórquez Escribano ha fallecido este jueves a los 83 años en Jerez de la Frontera, según fuentes cercanas a la familia citadas por la agencia Efe. Bohórquez nació en Sevilla por circunstancias familiares aunque siempre se le consideró jerezano de cuna.


La ganadería de su padre, el senador y diputado Fermín Bohórquez Gómez, influyó en la vocación taurina y ecuestre del futuro jinete y criador de bravo que debutó como rejoneador con 26 años cumplidos en un festival celebrado en la localidad gaditana de Ubrique. Después de presentarse como profesional en Pamplona tomó lapreceptiva antigüedad en Madrid en 1962 lidiando un astado de su propio hierro.

Fermín Bohórquez no faltó a la Feria de san Isidro durante más de veinte ferias consecutivas y su nombre tampoco faltó en los carteles de la especialidad a lo largo de casi tres décadas, aunque la de los 70 del pasado siglo XX fue la de sus mayores triunfos en los ruedos.

Fue espaciando sus actuaciones a finales de los ochenta pero se mantuvo en activo hasta 1993, cuando el 9 de octubre, encabezando un festejo coral de ocho rejoneadores, se retiró definitivamente de la profesión en Jerez de la Frontera aunque no fuera la última vez que salió a caballo a una plaza.

A pesar de la edad y el inevitable deterioro físico, volvió a vestirse de corto para hacer un paseíllo testimonial en una corrida nocturna —organizada para homenajearle— en El Puerto de Santa María en agosto del 2011.

El reconocido rejoneador y ganadero sentía especial predilección por la Real Plaza de Toros de nuestra ciudad y fue uno de los impulsores de la tradicional corrida nocturna de rejones de El Puerto de Santa María.

Bohórquez Escribano estaba casado con Mercedes Domecq Ybarra y era padre de seis hijos, el mayor de los cuales, también llamado Fermín, ha perpetuado el nombre de su padre en los principales carteles del arte del rejoneo hasta su retirada en la temporada del 2015.

 

Compartir con: