Redacción | Chiclana.- La delegada municipal de Mujer, Pepa Vela, y el delegado municipal de Policía Local, José Manuel Vera, han comparecido ante los medios de comunicación para anunciar la consecución de la dispensa para los agentes de la Policía Local que forman parte del Grupo Minerva. Así pues, este grupo es una sección específica de la Policía Local, destina a la protección de las víctimas de la violencia de género. Chiclana cuenta con ese servicio para estas mujeres, pero hasta ahora la forma en la que se ejercía no nos parecía la más correcta, puesto que los agentes que acompañaban a las víctimas vestían de uniforme y no de paisano y usaban coche patrulla, lo que llegaba a provocar una situación violenta para estas mujeres.

“Desde mi llegada a la Delegación de la Mujer he luchado para que los tres agentes que trabajan en este servicio puedan vestir de paisano. A mi llegada, me encontré con que las usuarias de este servicio vienen reclamando de forma periódica y sistemática, que las labores de este grupo sean realizadas sin la utilización del uniforme reglamentario y sin la utilización de vehículos con distintivos policiales”, ha puesto de manifiesto la delegada de Mujer.


Las razones que alegan para ello son: la victimización secundaria, ya que el uso del uniforme ‘señala’ a la usuaria ante la comunidad en la que se integra; la garantía de seguridad, por cuanto las labores de seguimiento de los actuantes son perfectamente visibles por el agresor a vigilar, ofreciéndole la oportunidad de evadir la acción policial, con el consiguiente riesgo para las usuarias y el plus extra de dificultad que agrega a los policías.

A esto hay que unir la estigmación de la familia y su entorno, todo esto aumentado más si cabe en el caso de menores y durante el seguimiento realizado en colegios e institutos. Además, aumenta el riesgo, ya que en las actuaciones previas a la denuncia, la visita y seguimiento de un policía uniformado, informa al agresor de la intención de la usuaria y coloca a ésta en una posición de riesgo. La última de las razones es que el no uso de esta indumentaria, permitiría la integración y normalización de las mujeres, ya que en muchos casos las usuarias han cambiado de domicilio, localidad e, incluso, de provincia para normalizar su vida, y este intento es truncado por quienes debieran facilitar y posibilitar la plena integración de ésta en la sociedad.

Por todas estas razones, “pero sobre todo por todas y cada una de las víctimas de la violencia de género, esta delegada, personalmente, ha tramitado este tema. Lo hice el 15 de febrero, hace poco más de un mes y ya, esta semana, he conseguido que la Subdelegación del Gobierno autorice a estos agentes de la Policía Local a no llevar uniforme mientras prestar sus servicios para el Grupo Minerva”, ha explicado Pepa Vela, que también ha aclarado que “para que todos vean que hace más el que quiere que el que puede, el 1 de octubre de 2012, se solicitó que los cinco agentes que cubrían este servicios pudiesen vestir de paisano, autorizándose a dos de ellos el 20 mayo de 2013. El 16 de enero de 2014, se procede al cese de estos dos agentes, pero no se amplía el servicio. Nada hizo el equipo de Gobierno de entonces, liderado por Ernesto Marín. Casi nulos fueron los resultados en sus años de gobierno en este sentido y ahora, en menos de un mes tenemos los mejores resultados que se podían esperar, lograr la dispensa de estos tres agentes para ejercer estos servicios y favorecer así la vida de todas estas mujeres víctimas de la violencia de género”.

La delegada también ha destacado que “desde el equipo de Gobierno estamos demostrando que el trabajo bien hecho siempre da sus frutos, pese a tener más o menos trabas, y esta autorización en menos de un mes de la Subdelegación del Gobierno sólo es un ejemplo más de que trabajando se consiguen las cosas. Vamos a continuar en esta línea, porque si algo tenemos claro es que todos y cada uno de los ciudadanos y ciudadanas de Chiclana son nuestra prioridad”.

Por su parte, el delegado municipal de Policía Local, José Manuel Vera, ha destacado que ésta es muy buena noticia y ha querido felicitar a la Delegación de la Mujer y a la delegada, por la gestión para reforzar este Grupo Minerva. También ha destacado la gran labor que desempeña el Grupo Minerva en el lucha contra la violencia de género. “Además, esta sección se ha reforzado en estos últimos meses, ya que estaba compuesta por un inspector y cuatro agentes y ahora la forman un inspector y cinco agentes. Esta sección realiza valoraciones de las víctimas, protección a éstas e, incluso, entrevistas con los agresores, con una gran profesionalidad. También tienen un papel importante en esta labor los juzgados, los centros de salud y la Guardia Civil, porque la coordinación tan importante entre todos estos dispositivos hace que los datos sean positivos, dentro de la problemática que supone esta violencia de género”, ha explicado Vera.

El delegado también ha hecho hincapié en los datos del pasado año del Grupo Minerva, ya que han sido más de 900 las actuaciones que ha realizado, como visitas a domicilio, contactos telefónicos, seguimiento de vigilancia y actuaciones con el agresor. A esto hay que sumar más de 1.000 actuaciones que incluyen la elaboración de informes, intervenciones policiales, la formación colegios y contacto con juzgados y otros centros. “Unos datos que dejan clara la importancia de este servicio en la lucha contra la violencia machista”, ha señalado el edil.

Compartir con: