La plantilla del servicio de limpieza del hospital público de La Línea, con el apoyo de delegados de CSIF-Cádiz, ha vuelto a concentrarse a las puertas del centro hospitalario en protesta por la grave falta de personal que sufre. Una falta de personal que obliga a los empleados a aumentar su carga de trabajo hasta límites insostenibles y que, al no garantizarse la calidad del servicio, se pone en riesgo la salud de todos los usuarios y trabajadores del hospital.

Concretamente, la plantilla de la UTE Lisan, de 53 personas, arrastra desde este verano una falta de entre 12 y 15 trabajadores al mes, con lo que el personal disponible se ve obligado a cubrir todo el trabajo que queda por hacer, ante la no cobertura de las bajas.

Ante esta situación, CSIF exige a la empresa que cubra las vacantes cuanto antes y que permita a sus trabajadores desarrollar su labor con garantías y dignidad, sin presiones ni situaciones de estrés. Del mismo modo, CSIF pide al Servicio Andaluz de Salud que vele por el cumplimiento de los contratos que firma con empresas privadas para la realización de servicios que afectan a trabajadores y usuarios de la sanidad pública. Es dinero público el que se emplea para pagar a estas empresas y no se entiende que quieran ahorrar dejando de contratar el personal necesario para que el servicio sea el adecuado.

Esta es la segunda protesta que lleva a cabo la plantilla de Lisan en esta semana y así seguirán, mientras no se solucione la situación, con la campaña de movilizaciones las próximas semanas (martes y jueves), con paros de media hora, en la entrada del hospital, contando siempre con el respaldo de esta Central Sindical.

Desde CSIF se quiere agradecer el apoyo recibido esta mañana por la Plataforma Cívica en defensa del Hospital y la Salud de La Línea, que ha vuelto a concentrarse ante el centro hospitalario linense junto a la plantilla de Lisan y los delegados de la Central Sindical.