conil costasEl subdelegado del Gobierno en Cádiz, Javier de Torre, acompañado del alcalde de Conil de la Frontera, Juan Manuel Bermúdez, y del jefe de la Demarcación de Costas de Andalucía-Atlántico, Patricio Poullet, ha inspeccionado esta mañana la zona donde se está colocando una escollera en los acantilados para evitar la erosión por el agua y el peligro de una posible caída. Con esta intervención se persigue proteger las zonas que están más deterioradas en los pies de los acantilados en la playa de Fuente del Gallo.

Este organismo estatal, dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, también está procediendo a regenerar la playa de Fuente del Gallo con 20.000 m3 de arena procedente del dragado de la desembocadura del Río Salado, por un importe de 160.000 euros, tras ser declarada por el Consejo de Ministros como obra de emergencia para preparar la playa de cara al verano.

Con esta actuación se consigue un triple objetivo. Además de paliar un poco el fenómeno de eutrofización que se repite todos los veranos en el estuario del río, con el aporte de arena se cumple la función para el uso de visitantes, al tiempo que se protege algo el pié del acantilado, dentro de un proceso natural de acción y retroceso de la costa que se intenta, dentro de lo posible, retrasar.

Además, por medio de un contrato de mantenimiento, Costas está actuando en Conil en la reparación del acceso a la Cala de El Roqueo y en la colocación de la señalítica de peligro de desprendimientos en la Fuente del Gallo. Costas ya destinó 56.000 euros el verano pasado a recuperar los deteriorados accesos de madera a las calas de Conil.

De Torre y Bermúdez han destacado la buena colaboración interinstitucional para el bien del municipio. El subdelegado ha apuntado que “el Gobierno de España lleva los últimos cuatro años trabajando por la costa gaditana, donde se han invertido más de 24,4 millones de euros en este periodo. Sabemos que es uno de los elementos más importantes de dinamización económica, así como la importancia que tiene para muchos municipios que las playas y sus equipamientos, que generan actividad económica y riqueza, se encuentren en perfecto estado para vecinos y visitantes”.

El Gobierno tiene presupuestados 4.300.000 euros para obras de Emergencia provinciales, a realizar desde abril y antes del verano, en diez playas de la provincia de Cádiz, entre las que se incluye Fuente del Gallo. A esta cantidad se unen este año otros 220.000 euros del mantenimiento ordinario provincial de playas.Además, el Plan Adapta (Plan de Impulso al Medio Ambiente para la Adaptación al Cambio Climático en España) contempla otros 180.000 euros para actuaciones en tres zonas de la costa gaditana (El Puerto, Sanlúcar y Los Barrios) con un mayor riesgo de sufrir los impactos del cambio climático, persiguiendo reducir la exposición de la costa al efecto del mar.