El Ayuntamiento de Sanlúcar, ha puesto en marcha una Brigada Cívica a primeros de mes, con el objetivo de concienciar con su presencia, a los propietarios de animales de compañía de las necesarias actitudes cívicas, y contribuir así a evitar el abandono de excrementos animales en las calles.


Los operarios recorren distintos puntos de la ciudad, especialmente la zona centro y donde han recogido mas quejas y denuncias de los ciudadanos. Los mismos van equipados con un chaleco identificativo y con bolsas de plástico para entregar a los dueños de los canes y material de limpieza.

La idea pretende conseguir de una vez por todas, que los ciudadanos que no recogen los excrementos de sus animales, empiecen a recogerlos de una vez por todas.

De igual manera, la Delegación Municipal de Infraestructuras, asegura que va a colocar un centenar de carteles en plazas y paseos de la localidad advirtiendo de esta prohibición.

Recordar que el incumplimiento de esta normativa conlleva sanciones de hasta 300 euros recogidas en las Ordenanzas Municipales de Limpieza y Medio Ambiente.

Compartir con: