Redacción | Provincia.-  El voluntariado de la Organización está realizando llamadas a más de 1.800 personas mayores de 65 años de la provincia para interesarse por su estado de salud, por las condiciones de sus hogares, y para ofrecerles una serie de consejos y pautas para evitar las bajas temperaturas, que pueden repercutir negativamente en personas especialmente vulnerables, como aquellas que sufren enfermedades crónicas o quienes se encuentran en riesgo de exclusión y no tienen capacidad para acondicionar sus viviendas.

Entre los consejos, se recomienda beber líquidos calientes y azucarados, y evitar el consumo de alcohol. Es aconsejable abrigarse con prendas no apretadas, para evitar que afecten a la circulación sanguínea y porque el aire entre la piel y la ropa funciona como aislante. Además, hay que protegerse especialmente la cabeza, las manos y los pies.


Se recuerda tomar precauciones en caso de usar braseros o la chimenea para calentar la casa, ya que deben apagarse durante la noche, y hay que ventilar la estancia de vez en cuando. Igualmente, en los vehículos, es recomendable abrir las ventanas unos segundos cada cierto tiempo cuando se use la calefacción y evitar los cambios bruscos de temperatura al entrar y salir de los coches, bajando la calefacción poco a poco antes de descender.

Esta campaña de Promoción de la Salud en Olas de Frío, completa las llamadas que habitualmente desarrolla Cruz Roja Española entre las personas de avanzada edad a través de los centros de contacto con los que la Organización dispone a lo largo de la provincia. Con estas llamadas se hace un seguimiento del estado de salud de los usuarios, pero también se contribuye a evitar la soledad de quienes superan los 65 años.

Compartir con: