cruz roja chiclanaCruz Roja Española ha realizado a lo largo del mes de julio más de 1.653 atenciones en las playas de Chiclana, donde presta servicio de socorrismo acuático, salvamento marítimo y asistencia sanitaria, en colaboración con el Ayuntamiento de Chiclana. La mayoría de las atenciones, en total, 1.329 fueron asistencias sanitarias básicas, como cortes, irritaciones, torceduras y quemaduras por el sol, entre otras afecciones. La mayor parte de ellas fueron de carácter leve, y solo fue preciso el traslado a un centro hospitalario en 39 casos.

A lo largo de este pasado mes, los socorristas de Cruz Roja Española han llegado a rescatar del agua a 26 personas, que recibieron igualmente atención sanitaria por parte del equipo profesional sanitario. Afortunadamente, no se han tenido que lamentar ningún caso de ahogamientos durante el mes de julio durante el servicio de socorrismo.

Además de estas cifras, el equipo de playas de Cruz Roja Española localizó y prestó asistencia a 84 menores de edad que se habían extraviado. Para agilizar la localización de los niños y niñas que se pierden, Cruz Roja Española lleva desarrollando como un servicio pionero basado en un sistema de pulseras de colores, cuyo uso se puede solicitar en el edificio de la Institución en la segunda pista y es totalmente gratuito. Cada color se corresponde con un tramo de la playa, de manera que los socorristas pueden saber en qué zonas se encuentran los familiares de los menores, si estos se desorientan. Al entregar las pulseras a los menores, se registran los datos de los familiares, de manera que los socorristas puedan ponerse en contacto con ellos lo más rápido posible si se localiza a un menor perdido en la playa. Este servicio también se puede solicitar para personas mayores con deterioro cognitivo leve, para que en caso de la perdida de la orientación podamos localizar mediante la pulsera a sus familiares.

La playa de La Barrosa dispone igualmente de un módulo de baño adaptado, con accesos habilitados para sillas de ruedas, que también está asistido por socorristas de Cruz Roja Española. Estos acompañan a diario a personas con movilidad reducida a disfrutar de las bondades de la playa, y les facilitan el baño en el mar con la mayor comodidad y seguridad, por medio, de sillas de rueda adaptadas. A lo largo del mes de julio, se prestó esta atención a personas con discapacidad en 354 ocasiones.

El dispositivo de Cruz Roja Española desplegado en las playas de La Barrosa y Sancti Petri desde el comienzo del mes de julio, está compuesto cada día por un total de 30 personas, entre ellas: 15 socorristas, un facultativo médico y cuatro enfermeros, cuatro patrones de embarcaciones y tres técnicos de emergencias, teleoperadores y responsables del equipo, que se reparten entre cinco torres de vigilancias, tres módulos de enfermería (botiquines) y el conocido edificio de la Institución en la segunda pista de la playa de la Barrosa, en el que se presta asistencia médica. Cruz Roja Española cuenta además con  cuatro embarcaciones tipo zodiac, dos ambulancias (una de ellas UVI móvil) y tres vehículos de apoyo y rescate. Todos los  botiquines y vehículos cuentan con desfibriladores semiautomáticos, y con personal formado para su uso, lo que garantiza una atención de emergencia eficaz y de la mayor calidad.

Las playas de La Barrosa y Sancti Petri cuentan con los distintivos de Bandera Azul, Ecoplayas y la Q de Calidad Turística, además del certificado del Sistema de Gestión Medioambiental ISO 14001. Estos distintivos tienen en cuenta la calidad de las aguas, la limpieza de la playa, el diseño paisajístico y la funcionalidad y calidad de los equipamientos y servicios, y entre otros elementos tienen en cuenta el servicio de socorrismo y salvamento.

 

Apuesta por la prevención

La intervención de Cruz Roja Española en las playas incluye además la puesta en marcha de distintas iniciativas de carácter preventivo, con el fin de evitar los accidentes propios de este periodo estival, como las insolaciones, quemaduras solares, golpes de calor, cortes de digestión o lesiones producidas por animales marinos.

Este verano, además, Cruz Roja Juventud (la sección juvenil de la Institución) está llevando a cabo en las playas de Chiclana diversos talleres de Educación para la Salud, con los que se sensibiliza sobre hábitos de alimentación saludables, los beneficios del deporte o las consecuencias del consumo de drogas y alcohol, con actividades lúdicas dirigidas sobre todo a los más jóvenes, aunque en ellas pueden participar cualquier usuario de las playas. Los talleres se realizarán dos veces por semana, martes y jueves, durante los meses de julio y agosto, en la segunda pista de La Barrosa, y no es necesario preinscribirse para participar en ellos.

Cruz Roja Española se ha convertido en toda una institución y un referente en los servicios de socorrismo en las playas de Chiclana, por la profesionalidad de su servicio y las personas que lo componen. Cada día, los socorristas inician la actividad a las 11.00 horas y continúan hasta las 21.00 horas, cuando se da por concluido el servicio de playas.