publicidad


 El portavoz de la formación naranja en Rota, Gilberto Bernal, lamenta la actitud mostrada por el gobierno local en el pasado pleno y dejaclaro que “no queremos arremeter contra las personas que ocupen las viviendas de manera ilegal, entendemos que muchas de ellas lo han hecho porque no tenían otra alternativa, pero el derecho de unos no puede estar por encima del de otros”

La propuesta constaba, tal y como explicaba su portavoz en el pleno ordinario celebrado la semana pasada, de cuatro puntos fundamentalmente. En primer lugar, la elaboración de un Plan Municipal contra la Okupación Ilegal de viviendas. Como segundo punto se solicitaba potenciar la coordinación entre los Cuerpos de Seguridad del Estado. Tercero, se instaba al Gobierno de España a promover las reformas necesarias para defender la propiedad privada (agilizar juicios, habilitar juntas de propietarios para instar a desalojos de inmuebles ocupados ilegalmente y que afectaran a la convivencia de los vecinos, reforzar competencias de los ayuntamientos y endurecer sanciones penales a mafias de ocupaciones ilegales con ánimo de lucro y para cometer otros delitos como de trata, explotación sexual o tráfico de drogas). Y como último punto, dar cuenta al pleno de las medidas que se fueran adoptando en esta materia por parte de las administraciones.

En el mismo pleno, el PSOE de Rota presentaba dos enmiendas a la propuesta de Ciudadanos. Una enmienda de eliminación por completo del punto primero, para no asumir ninguna responsabilidad al respecto, y otra enmienda en la que se eliminaba casi íntegramente el punto tercero, y sustituían los términos “luchar contra la ocupación ilegal” por “minimizar la ocupación ilegal”. Una modificación que hace la excusa perfecta al PSOE de Rota para pasar de puntillas en este tema sin hacer mucho ruido, según ha declarado de Gilberto Bernal, portavoz de Ciudadanos en el Ayto. de Rota.  “Ese minimizar significa que las familias sufran en su propiedad lo que la falta de gestión no hace. Se preocupan en minimizar un problema en lugar de tomar medidas sociales para familias más vulnerables”, ha afirmado.

Bernal ha insistido que su propuesta iba dirigida a proteger a las familias cuya vivienda había sido okupada ilegalmente y acabar con mafias y organizaciones destinadas a tal fin. El edil ha querido recalcar este punto, “hemos sido muy meticulosos y cuidadosos con esta moción puesto que el objetivo era ayudar y proteger a las familias que han visto cómo sus viviendas han sido ocupadas”. “no queremos arremeter contra las personas que ocupen las viviendas de manera ilegal, entendemos que muchas de ellas lo han hecho porque no tenían otra alternativa, pero el derecho de unos no puede estar por encima del de otros”, ha aclarado el portavoz.