publicidad


La diputada nacional de Ciudadanos por Cádiz, María del Carmen Martínez, muestra su preocupación por la situación que presenta actualmente el sector de la industria en España y exige que “el gobierno de España debe incluirlo en los Planes de Recuperación que se pondrán en marcha con una inversión de 140.000 millones de euros procedentes de Europa”

La diputada nacional de Ciudadanos (Cs) por Cádiz y portavoz en la Comisión de Industria, Turismo y Comercio, María del Carmen Martínez, junto al también diputado nacional de la formación naranja, Miguel Ángel Gutiérrez, se han reunido con representantes del comité de empresa de la compañía aeronáutica de AIRBUS con el propósito de trasladar la apuesta que “desde Ciudadanos llevamos defendiendo desde la anterior legislatura la creación de un Pacto Nacional por la Industria”, ha subrayado Martínez durante el encuentro.

Desde el comité de empresa han mostrado a la formación naranja su preocupación “por la falta de trabajo y el peligro que ello supone para el mantenimiento de los puestos de trabajo, sobre todo, ahora con la incorporación de los más jóvenes a la plantilla que suponen el relevo de la industria”. Por ello, los representantes de AIRBUS han manifestado la necesidad de contar con recursos económicos en los próximos presupuestos nacionales, así como poder optar a los fondos de reconstrucción de la Unión Europa para “paliar las consecuencias que la pandemia del Covid19 ha generado en el sector”.

Por parte de Ciudadanos han informado que “llevamos solicitando durante mucho tiempo la creación de un Pacto Nacional por la Industria”. Martínez ha resaltado que “estamos convencidos que el Pacto Nacional por la Industria debe ser una prioridad para este gobierno si queremos mirar hacia el futuro”,y ha apuntado que “Andalucía y España deben apostar decididamente por su industria y la actividad productiva, por el mantenimiento del empleo, así como por sectores estratégicos como el aeroespacial, que ya venía sufriendo los efectos directos del proceso de desaceleración económica”.

En este sentido, ha exigido que “el gobierno de España debe incluir al sector de la industria en los Planes de Recuperación que se pondrán en marcha con una inversión de 140.000 millones de euros procedentes de Europa”. “De lo contrario, repercutirá negativamente en Andalucía”, ha advertido Martínez indicando que “en el caso de las plantas ubicadas en Andalucía, concretamente en las provincias de Cádiz y Sevilla, la situación lleva años sufriendo complicaciones y figurando ambas plantas como no esenciales para la compañía”. “Mucho nos tememos que esta situación se va a agravar aún más, y desde Ciudadanos esperamos que el gobierno de la nación reconsidere su inclusión en los planes de recuperación europeos”, ha expuesto la diputada gaditana.

En esta línea, ha hecho referencia al trabajo que desde el gobierno andaluz de Ciudadanos se está llevando a cabo para ayudar a este sector “proponiendo al Gobierno de España para que desarrolle un Plan Estratégico Nacional Aeroespacial en el que se integre el Plan Estratégico Aeroespacial Andaluz”,además de “impulsar las acciones necesarias para promocionar las condiciones únicas que se dan en Andalucía para la realización de vuelos estratégicos”.

En relación a los presupuestos, Martínez les ha expuesto su preocupación porque “si el Pacto por la Industria no está dotado de recursos económicos en los presupuestos estatales, será totalmente inviable llevarlo a cabo”. A este respecto, desde Ciudadanos han apuntado que “vemos complicada la llegada de nuevas inversiones y nuevos proyectos a nuestro país si tenemos en cuenta la legislación de transición de cambio climático, que está pendiente de que se cree la ponencia en el Congreso, porque va a suponer un impacto directo sobre la industria, y en este sentido, ninguna de las dos ministras, ni Teresa Ribera ni Reyes Maroto, parece que no llegan a ponerse de acuerdo”.

Para concluir, la diputada de la formación naranja ha animado a los representantes del comité de empresa de AIRBUS a que “sigan luchando por sus intereses poniendo en valor el trabajo que se hace en España y evitar que, en el caso de los proyectos de I+D, la multinacional decida trasladarlos a otros países”.