El sector de Sanidad de CSIF Cádiz quiere denunciar públicamente el desabastecimiento total de ropa limpia (lencería) que está sufriendo hoy todo el Hospital Puerta del Mar debido a la sobrecarga que está sufriendo el servicio de lavandería. Desde este pasado lunes, la lavandería se encuentra al 200 por ciento de su capacidad hasta el punto en que ya hoy el Hospital se ha quedado sin sábanas, pijamas y batas para el personal y para los enfermos, toallas, etcétera. De las 3.000 sábanas limpias que debe haber en almacén, hoy no hay ninguna. Y la ropa que está llegando poco a poco, viene en mal estado, dado el volumen de trabajo que registra la lavandería (ubicada en la Zona Franca de Cádiz). Como apuntan desde este sindicato, hay trabajadores que tienen que lavarse sus propias batas y los enfermos traerse de casa sus propios pijamas.

Para CSIF, el problema que se está viviendo en el Hospital Puerta del Mar viene de hace tiempo, por el olvido al que somete la administración sanitaria al servicio de lavandería y a sus trabajadores desde hace años –y que este sindicato ha denunciado constantemente-. Esta lavandería cubre la lencería de los hospitales de Cádiz, Puerto Real, San Carlos (San Fernando), Jerez, Atención Primaria del distrito Bahía-La Janda y ambulancias del DCCU, y todo esto con una maquinaria en mal estado (cuatro de ellas no funcionan correctamente) y envejecida (algunas tienen más de treinta años), y sobre todo, con el personal bajo mínimos, dado que no se cubren las bajas, sobrecargado y bajo situaciones de estrés laboral constante.

Desde CSIF se exige a la Administración Sanitaria que deje de jugar con este importante servicio y contrate el personal suficiente, amplíe los turnos de trabajo y adapte las instalaciones a las necesidades de la Sanidad Pública de la Bahía. Igualmente, la Central Sindical advierte de que el abandono que sufre este servicio, y que ya está repercutiendo sobre el personal y usuarios de este hospital, puede venir motivado por las intenciones del Servicio Andaluz de Salud de privatizar y externalizar este servicio y que está preocupando a los trabajadores de la lavandería.

Compartir con: