La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, apoya públicamente la petición de cese de la directora del centro de salud de El Mentidero, en Cádiz, que ha firmado la mayoría de la plantilla fija de dicho centro. Una petición que ha sido remitida a la gerencia del Distrito Sanitario Bahía de Cádiz-La Janda, explicando los motivos por los cuales se considera que la directora no posee las cualidades necesarias para desempeñar las funciones de su cargo de forma aceptable.

En el escrito, los trabajadores denuncian la forma autoritaria y personalista, sin admitir la participación del resto de profesionales en la toma de decisiones para mejorar el funcionamiento de la Unidad de Gestión Clínica. Igualmente, se menciona que en las reuniones, además de no escuchar a quien contradiga sus argumentos, suele faltar al respeto y mostrando actitudes totalmente inadmisible en una persona de su cargo. De hecho, algunos profesionales han manifestado que sufren una actitud hostil y persecutoria hacia su persona por parte de la directora, hasta el punto de denunciarlo ante la propia gerencia del Distrito Sanitario Bahía de Cádiz.

Al mismo tiempo, los trabajadores del centro señalan que la directora no realiza ningún tipo de actividad asistencial reglada y/o de apoyo al resto del personal de enfermería. Y es que la plantilla desconoce por qué la directora se ha ‘auto eximido’ de realizar cualquier función asistencial propia de su categoría de enfermera. Situación incomprensible cuando en los últimos años ha ido disminuyendo el personal de este centro de salud y la carga de trabajo de los enfermeros ha aumentado de forma insostenible.

Esta directora mantiene al personal permanente desinformado de las decisiones administrativo-asistenciales que se adoptan en el Distrito Bahía de Cádiz y que afectan al funcionamiento del centro. Y ya no solo al personal, sino que la directora tampoco informa a los usuarios de cualquier situación que afecte al normal funcionamiento de las consultas.

CSIF recuerda que esta directora lleva más de diez años en el centro, demostrando siempre, según la denuncia de los profesionales afectados, una actitud despótica, de forma que a lo largo de todo este tiempo, se han producido constantes quejas y muchos profesionales se han marchado a otros centros ante la imposibilidad de mejorar el clima de trabajo que se vive en el centro de salud.

La gerencia del distrito Bahía de Cádiz ha respondido negativamente a la petición de esta plantilla, aduciendo que no encuentra motivos objetivos para justificar el cese. Así, los profesionales, con el apoyo de CSIF, está barajando iniciar movilizaciones para conseguir que la gestión sea más respetuosa, armónica y eficiente, tal y como que merecen los profesionales y los usuarios de este centro de salud.