Redacción | Jerez.- CSIF quiere denunciar pública la situación que se está viviendo últimamente en las Urgencias del hospital de Jerez de la Frontera, donde los atascos son constantes entre los pacientes pendientes de ingreso y que incluso colapsan el Área de Observación. Se han dado casos incluso de pacientes que han pasado dos noches en un sillón. Para CSIF, esta situación es indignante cuando el Hospital cuenta con camas cerradas o en reserva que bien podrían utilizarse para desatascar las Urgencias.

Todo esto conlleva una sobrecarga de trabajo en el personal de Urgencias, que debe atender a un mayor número de pacientes sin personal suficiente, y agravado por la escasa cobertura de bajas y descansos del personal, comprometiendo en ocasiones la seguridad del paciente.


Las medidas que se adoptan como la de reabrir camas que están cerradas sin dotarlas adecuadamente de personal, vuelve a reproducir la historia que se ha descrito en Urgencias: más pacientes que atender con menos personal.

El desajuste que se produce entre las necesidades de personal, espacios asistenciales y modelo organizativo y funcional está ocasionado, a juicio de CSIF, por la deficiente planificación y organización en las políticas de contratación y en los flujos de ingresos y altas de pacientes, que no dan una  respuesta ágil a la demanda.

Una vez más se evidencian deficiencias en la planificación y dotación de recursos, así como en la organización funcional de Urgencias y de los servicios que deben recibir los pacientes pendientes de ingreso.

A CSIF le consta que profesionales de la Unidad se han dirigido por escrito, avalado con sus firmas, a la Dirección denunciando los hechos que se están denunciando.

Compartir con: