Redacción | Chipiona.- CSIF quiere denunciar el aumento de la violencia verbal y física que padece el equipo educativo y los internos del Centro de Menores Tolosa Latour de Chipiona, dependiente de la Junta de Andalucía. Así, la Central Sindical muestra su apoyo a los educadores, que han presentado un escrito dirigido al delegado territorial de Igualdad de la Junta en Cádiz, en el que se le urge a tomar medidas que garanticen la convivencia y la seguridad de los menores y de los propios trabajadores.

Concretamente, tal y como expresan en el escrito, se han registrado casos de amenazas, acoso, insultos graves a compañeros, robos de pertenencias, rotura de mobiliario, fugas reiteradas, introducción en el centro de navajas, bebidas alcohólicas, disolvente, consumo de tabaco y hachís dentro del centro, robos reiterados de llaves de dependencias, etcétera.

Todas estas acciones, la mayoría, han sido denunciadas y puestas en conocimiento de la Fiscalía de Menores, y generan un alto grado de impotencia, frustración y auténtico temor entre la plantilla y los propios compañeros, dado que queda la sensación de que las actitudes incívicas y delictivas se saldan sin consecuencias. Así, para CSIF, esta situación no debe prolongarse más en el tiempo, por el bien de los menores que conviven con necesidad de ser protegidos.

La mayoría de los menores que protagonizan estos casos son jóvenes extranjeros que ya vienen con un historial de conductas delictivas de sus países de origen, y que rechazan  socializarse, adaptarse e integrarse en la cultura española.