puerta_delmar1CSIF ha puesto esta mañana una denuncia en el juzgado contra la dirección-gerencia del Hospital Universitario Puerta del Mar, después de que ayer ordenara el desalojo inmediato del espacio que tenía la sección sindical en el centro (situada en la biblioteca). Ante este atropello, los delegados de CSIF llamaron a la Policía para que fuera testigo presencial del desalojo, que obligó a los delegados sindicales a llevar documentación y enseres del sindicato a la séptima planta.

La dirección del centro se escuda en que a mediados de agosto esta sección sindical se había reubicado en la biblioteca (primera planta de los módulos exteriores) de manera provisional, hasta adecuarle otro espacio definitivo (que sería en la décima planta). Sin embargo, CSIF muestra su sorpresa por coincidir la orden de traslado con la publicación en los medios de la denuncia de este sindicato del cierre de la planta de Maternidad del hospital. Hay que recordar que este lunes CSIF exigía ante los medios de comunicación la apertura de la planta de Maternidad del hospital, por la falta de personal y de materiales, y que está ocasionando perjuicios tanto a trabajadores como a usuarios. De este modo, CSIF entiende que la orden dada por la dirección del hospital podría vulnerar la libertad sindical, protegida por la ley y que no puede ser violada por el enojo de los responsables de la gestión del centro.

Así, CSIF espera que la dirección del centro recapacite, cumpla su compromiso con este sindicato, devolviendo la ubicación provisional en la biblioteca o entregando la definitiva, prevista para la décima planta. No por mover de sitio a los delegados y marear a sus afiliados, CSIF va a dejar de denunciar las irregularidades que se presentan en este centro de trabajo.

En cuanto a la respuesta del SAS sobre el cierre de Maternidad (que dice que abrirá mañana), CSIF entiende que han improvisado con la fecha de reapertura ante la denuncia de este sindicato en los medios de comunicación. Su excusa de que la planta está siendo objeto de trabajos de mejora (pintado, pulimentado…) no se sostiene, cuando a 1 de septiembre la planta ya estaba lista para su uso.

Ante todo esto, CSIF se felicita por que la denuncia del cierre de Maternidad en la prensa haya surtido efecto y se haya conseguido una fecha para la reapertura de la planta y que los profesionales no se vean desabastecidos de materiales para atender adecuadamente a los pacientes.