La sección sindical de CSIF en el Ayuntamiento de San Fernando quiere denunciar públicamente la desidia y la ineficacia del equipo de Gobierno para paliar la evidente escasez de personal en la plantilla municipal, incluyendo a la propia Policía Local.

Por su parte, CSIF ha intentado siempre, mediante propuestas serias y fundamentadas, ofrecer una salida para desbloquear el penoso estado en que este equipo de gobierno tiene sumido a los empleados públicos. Sin embargo, la alcaldesa no ha solucionado ninguno de los problemas en estos últimos cuatro años, centrándose en participar en eventos sociales para hacerse la foto de rigor. Para esta sección sindical “no vale ponerse de canto, ni hacerse nuevamente la sorprendida cuando todo el mundo sabe que está perfectamente enterada de la situación desde siempre, pues cuando estaba en la oposición ya decía que lo iba a solucionar si era alcaldesa”.

CSIF denuncia el desinterés permanente de los responsables políticos a la hora de solucionar asuntos tan importantes para la ciudadanía como es su propia seguridad y la garantía de la calidad en la prestación de los servicios públicos. Así, el Gobierno municipal se ha dedicado a ir de parche en parche, sin tener en cuenta las necesidades reales de los servicios e intentando hacer creer a la plantilla del Ayuntamiento, otra vez, que lo va arreglar en la siguiente legislatura, cuando siga siendo alcaldesa.

CSIF lleva desde el inicio de esta aciaga legislatura trabajando para procurar soluciones a esta situación, las cuales han sido presentadas en multitud de ocasiones, contando con la supuesta conformidad del concejal delegado, quien se ha llegado a comprometer personalmente llevar al Pleno para su aprobación las propuestas de CSIF. Algunas de estas propuestas, tan importantes como que se puedan cubrir los turnos mínimos de los servicios policiales. Pero nada. Al final, se ha seguido ninguneando a este sindicato y sus propuestas para mejorar la situación de los empleados públicos municipales.

Parece que al equipo de Gobierno no le importa que los ciudadanos tengan que esperar colas interminables para presentar una simple solicitud, o que no se puedan garantizar las más mínimas condiciones en seguridad ciudadana, o que haya zonas en las que no funciona el alumbrado público.

Con todo esto, la sección sindical de CSIF exige a la alcaldesa que dote de los recursos y materiales para que se pueda prestar un servicio público digno a la población isleña y deje de responsabilizar de los problemas a sus propios empleados municipales.